Consejos para salir y evitar la zona amigos

La zona amigo, o como suele expresarse más habitualmente, caer en la zona amigos, responde a la situación en la que se produce un conflicto de intereses donde las necesidades del chico o de la chica no son correspondidas por aquella persona que les atrae. Una persona que pese a que valore nuestra compañía, únicamente lo hace como amigos sin querer pasar a un plano romántico o sexual tal y como nosotros desearíamos, o que nos encontremos en un plano puramente sexual y no quiera ser nuestra pareja.

“Te quiero mucho como amigo y no me gustaría que se estropeara nuestra amistad. Tú vales mucho y encontrarás a una chica mejor que yo”

“Yo ahora mismo no busco tener una relación con ninguna chica, pero reconocerás que lo pasamos muy bien juntos (en la cama, claro está) y me gustaría que siguiéramos viéndonos”

En este momento entras en un pozo sin fondo, en el que intentas conquistarla por todos los medios hasta que al final lo más probable es que se vaya todo al porra si no llevas cuidado. En este artículo aprenderemos varios consejos básicos e imprescindibles que nos ayudarán a gestionar nuestras emociones y actitudes de cara a salir o evitar las conductas negativas que este hecho puede provocar, o al menos prevenirnos de caer de nuevo en un futuro en la zona amigos.

Ha llegado tu hora…

Todos pasamos por malas rachas. Momentos de desánimo donde la motivación está por los suelos y todo se pinta con un profundo negro. Y cuando digo todos, es todos. Hasta el más experto y sabio maestro tiene sus momentos de flaqueza. Hasta el mejor de los líderes puede sentirse aplastado entre los muros que encarcelan los límites de su mente.

Estas emociones negativas de derrota son también percibidas cuando nos encontramos en las tinieblas del sólo amigos. Y debemos llevar cuidado porque si no contamos con una actitud adecuada hacia ellas, podemos acabar atacando continuamente nuestra propia autoestima (es que no valgo lo suficiente para el, pensará que soy un chico feo para ella, es que quien va a querer estar conmigo…). ¡NO LO PERMITAS NUNCA! Esos pensamientos no son reales. ¡Tu propia mente puede ser tu peor enemiga!. Aparta esos pensamientos y sustitúyelos por positivos que te motiven a actuar y a crecer. Los “yo no puedo” son escusas de malos pagadores. ¡Acéptalo y avanza!

Caer es humano, pero más humano es levantarse. Más humano es decir ¡BASTA YA! Más humano es superarse y aprender a crecer en la adversidad. Es en el suelo tras el duro golpe cuando el luchador aprende a que tiene que levantarse y empezar a dar lo mejor de sí. Confía en ti mismo y cuando todo sea negro, saca los blancos matices que escondes tras tu sonrisa. Mira al futuro y piensa cuán bello va a ser cuando te levantes con nuevo aprendizaje y con las pilas más cargadas.

Cuando empecé a interesarme por la superación personal yo también pasé por una experiencia de “sólo amigos” y gracias a ella a día de hoy estás leyendo estas líneas, pues aproveché mis fracasos para motivarme a mejorar mi presente y así estar también más preparado para mi futuro. Gracias a que el mundo me negara a esa chica que tanto deseaba en su día, decidí superarme y mejorar, y esta actitud me ha traído muchos éxitos en mi vida en ámbitos que antes veía imposibles o fantasiosos. ¡Date la oportunidad a ti también! Envuélvete de la inmensa belleza que sólo nos encuentra en el ahora, y levántate más fuerte que nunca. No existe caída suficientemente grande para aquél que aprende a resurgir de sus cenizas.

No te obsesiones y evita agobiarte y hacer tonterías

Cuando deseamos a un persona y ésta sólo nos quiere como amigos, pasa a convierte en una obsesión que provoca que nuestra mente nos engañe y haga que valoremos a la otra persona más de lo que en realidad la valoraríamos siendo plenamente racionales. ¡LA VEMOS CON UNA VENDA EN LOS OJOS! ¡ÁBRELOS! ¡QUÍTATE LA VENDA!

Nos ocurre como al niño pequeño al que se le niega la pelota. Finalmente su padre le da la pelota para que se calle y el niño la acaba mandando a hacer puñetas. En realidad la pelota no le interesaba lo más mínimo, sólo le interesaba psicológicamente. Sólo le interesaba satisfacer su deseo de posesión de aquello que se le negaba y así poder satisfacer su ego. Pero la posesión no es amor. Yo mismo he acabado teniendo relaciones con chicas con las que tiempo atrás había estado en la zona amigos, y tras conseguirlas empecé a verlas como realmente eran y me di cuenta que no me gustaban tanto como creía.

Por tanto y como conclusión, cuando estamos en la zona amigos nos encontramos con una visión distorsionada por un deseo negado o no satisfecho, y bien para evitar la zona amigos como para salir de ella, debemos ser conscientes de esta realidad y procurar que no nos afecte demasiado.

Darle la vuelta a la tortilla

Vamos a ver ahora cómo actuar en este tipo de situaciones para acabar conquistando a esta chica o chico que nos gusta.

Con esta persona que sabe que has estado colado por ella hay que tener cuidado.  Debe percibir que ya no te tiene seducido o seducida a toda costa, si no que la aprecias mucho como amiga/o y aceptas que lo mejor para los dos es ser sólo amigos. Lo que vamos a hacer es “aceptar” esa amistad que nos propone, y pasar de seducir desde el contexto mental del que persigue sin ser correspondido, a seducir desde una amistad.

Con esto conseguiremos varias cosas:

1#  ACEPTACIÓN E IGUALDAD

Cambiar el concepto mental de “yo persigo” y “tú eres el perseguido”, por un contexto en el que ambas partes comparten un mismo interés la una por la otra en equilibrio. Desde ese nuevo marco contaremos con tiempo para empezar a seducir a la otra persona desde la amistad. Cómo decían en la película “Los fantasmas de mis exnovias”, el poder en una relación lo tiene el que menos quiere de los dos. Por tanto igualemos ese podemos.

2# SEDUCCIÓN Y PERSUASIÓN DESDE LA AMISTAD / JUEGO

Convertir vuestra relación de amistad en un relación “amistoso seductora”. Lo que quiero decir con esto es que dentro de esa relación de amistad aceptada por ambos, impere el juego y el erotismo. O lo que es lo mismo, empecemos a seducir a la otra persona desde el contexto de: lo que hago lo hago para que nos divirtamos jugando juntos, pero no tengo ningún interés en ti más allá de la amistad. Tras el proceso de seducción que hemos conseguido tras aceptar su amistad y aprovechar ese tiempo dentro de la zona amigos para seducir, la percepción que la otra persona tendrá de nosotros habrá cambiado. La habremos persuadido a pensar diferente sobre nosotros. Asociará muchas emociones positivas a nuestra compañía y no querrá perdernos de ningún modo, de donde surgirá el amor.

3# QUE BONITO ES CUANDO NACE EL AMOR… O EL SEXO, ¿NO?

Finalmente nuestra observación e intuición de la que tanto hemos ido hablando ya en muchos artículos nos irá guiando de cara a dar ese paso que nos permita pasar de la zona amigos a una relación romántica o sexual.

Un verdadero seductor no tiene miedo a caer en la zona amigos, porque sabe que su personalidad es tan atrayente que el sólo hecho de pasar tiempo con la otra persona va a provocar que se acabe enamorando de él (David Jungle)

Recomendaciones imprescindibles

Notaréis que hago un pequeña incisión en la primera de ellas. La he puesto un poco más grande por algo. que no caiga en saco roto ese detalle por favor.

1# ¡¡¡No AgObiEs!!! ViVe El PrEsEnTe

La zona amigos no sólo comprende amigos sin más, sino que también podemos encontrarnos en una situación en la que haya una relación sexual pero una de las dos partes quiera pasar a una relación seria. En este caso para conseguir esa relación deberemos hacer lo mismo que hemos explicado ya, pero con especial cuidado en no provocar agobios. ¡VIVE EL PRESENTE! Sin vivir el presente es muy difícil enamorar a ese chico o chica que te gusta. La seducción necesita de su magia.

Las chicas suelen caer más en este error, ya que suelen buscar que el chico les de la seguridad de que esa relación sexual pasará en un futuro a ser amorosa (este es el contexto más repetido desde tiempo de Cristobal Colón, lo cual me parece tarde). Pero el agobio es muy anti-seductor, por lo que deberemos evitarlo a toda costa o generaremos ésta emoción negativa y desencanto en la otra persona. ¡Deja que las cosas sucedan en lugar de forzarlas! ¿Veis que bonito suena?

2# Sé paciente y date tiempo… o ve a por todas cuanto antes.

El proceso antes visto puede ser utilizado en muy poco tiempo, desde una noche en una discoteca donde aceptamos la amistad y seguimos seduciendo a nuestra bola y esa misma noche ya acaba uno liado/a con la persona deseada, hasta en relaciones de años de amistad.

Salir de la zona amigos es más complicado conforme la zona amigos esté más avanzada. No es lo mismo salir de la zona amigos con una persona que conocimos hace una semana, unos días o una noche, donde puede que aceptáramos su amistad a modo de prevención y ganancia de tiempo, para que no sospechara que queríamos seducirla y procedamos a atacar rápido, que con una que conocemos desde hace un año y ya nos conoce bastante a la cual le podría sorprender un cambio en nuestra actitud. Según tu situación, sé paciente e intenta abordarla como mejor creas conveniente.

3# Prepárate para superarte

Seamos realistas, resultarle atractivo a una persona para la que antes no lo éramos más que como amigos no es algo sencillo cuando sigues haciendo lo mismo que venías haciendo hasta ahora. El golpe de efecto de dejar de estar mostrando nuestro interés hacia ella continuamente por el de aceptar la amistad y ser fiel a esa decisión cambiará su percepción, pero no será suficiente. Deberás seducir a esa persona como ya he venido diciendo y tener la habilidad para jugar con ingenio. Esto es algo que tendrás que desarrollar y que desde ésta página web podemos ayudarte, pero acéptalo cuanto antes e ilusionate con ese cambio que tanto podrá aportar a tu vida en el futuro. Deberás aumentar tu atractivo para adecuarlo a las exigencias de la otra persona y conseguir cubrir sus necesidades.

4# Échale morro y si caes gestiónalo

En el caso de que algún avance pudiera salir mal, por ejemplo intentar besarla y que ella te diga que sólo sois amigos. Échale mucho morro y risas al asunto.

“María, qué quieres que haga, te pones ese vestidito tan ajustado y que te queda tan sexy que ya me pierdes y se me olvida que somos sólo amigos jajajaj”

El humor es capaz de solventar cualquier cagada. Nunca dejes su compañía en casa.

Deja un comentario