No hay decisiones buenas o malas. Únicamente existen decisiones que se ajustan a nosotros mismos y otras que no. Siempre que actúes con sinceridad y conciencia, no debería arrepentirte de nada. El único arrepentimiento se forja en la inacción del miedo.

Esto es algo que he ido entendiendo a lo largo de los años. Porque es muy difícil saber qué decisión fue buena y cuál fue un completo error. Pero hay algo que sí he aprendido, y es que siempre que actúe con sinceridad, consciencia y respecto a mi mismo, no debería arrepentirme de nada.

El único arrepentimiento es el que se forja en la inacción del miedo.

Lo único de lo que sí me arrepiento es de lo que no hice por haberme dejado vencer por mis temores. Y eso es porque es precisamente el único comportamiento que a un 100% de efectividad, nos evade por completo de nosotros mismos. Nos hace permanecer ocultos hacia nuestros propios descubrimientos.

MAS POEMAS EN #VIVEENPOESIA

TAMBIEN TE PUEDEN INTERESAR:

Discusiones en la jungla social

Un mundo lluvioso

Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.