Personalidad arrolladora: Desarrolla las habilidades del carisma

¿Qué es una personalidad arrolladora? ¿Sé puede desarrollar el carisma y las habilidades para ser más atractivos? ¿Podemos preparar nuestra personalidad para atraer el éxito y amor a nuestras vidas?

En mi artículo “Personalidad atractiva: Actitudes para ser magnético” muchos de los rasgos, actitudes y habilidades que conforman un personalidad arrolladora y realmente carismática. En este repasaremos algunos de ellos y veremos algunos otros.

No obstante, prestaremos más atención al cómo. Es decir, cómo podemos desarrollar de forma permanente y para siempre esas cualidades. De tal forma que pasen a formar parte de tu propia personalidad natural, y no tengas más que ser tu mismo para ser atractivo y tener éxito.

Qué es una personalidad arrolladora

La psicología del atractivo la definimos nosotros

La definición de personalidad arrolladora puede variar según a quién le preguntes. No existe un definición conceptual en psicología para definir personalidad arrolladora. Preferencias en este mundo es igual a la suma de las personas que habitan en el.

Dicho de otro forma, lo que para unos puede ser una personalidad arrolladora, para otros lo es ser de otra forma.

Lo que sí que está claro, es que hay algunas personalidades que nos resultan más carismáticas y atractivas que otras. Partiendo desde esas diferencias, podemos extraer cuales son las cualidades que nos permitirán conseguir que nuestra personalidad sea más arrolladora. Que como ya sabes, las encontrarás con más detenimiento en este otro artículo: Personalidad atractiva: Actitudes para ser magnético.

Además, a continuación veremos algunas más antes de explicar el modelo a seguir para conseguirlas.

Cualidades de una personalidad arrolladora y carismática

  • Habilidades para la Conversación: Lo que más diferencia a una persona carismática son sus habilidades para ser buenos comunicadores. Son personas empáticas, asertivas y elocuentes. Saben dominar el don de la labia con un estilo personal y diferenciado del resto.
  • Tonalidad de Voz: La voz es un rasgo externo a la personalidad, pero es lo que da melodía a lo que decimos. Así como otras componentes del lenguaje no verbal, como caminar erguido y con pasos firmes. La voz es persuasión en sí misma. El carismático habla para dejar marca.
  • Gestos: Están siempre alerta para campar mensajes implícitos. Son buenos observadores y consiguen extraer información intuitiva del lenguaje no verbal de los demás.
  • Filosofía de vida: Tienen claro lo que quieren, cuando lo quieren y cómo quieren vivir. Las personas carismáticas no suelen presentar muchas dudas. Por eso arrastras tras de si a otras y son líderes. La mayoría de la gente no sabe que camino tomar. Ellos sí, por eso tienen seguidores que les admiran.
  • Solventan los problemas fácilmente: No les faltan respuestas. Suelen tener conocimientos de muchos temas diferentes, y siempre encuentran alguna solución rápida a los problemas. A veces las exponen con indiferencia, como si no les costara nada dar con la solución. Lo que aún hace acrecentar su aura de atractivo.
  • Inspiran a los demás, son visionarios y les gusta ayudar a los demás: Como personas ampliamente sociales y no carentes de virtudes, siempre están inspirando a otros. Nunca rechazan dar un buen consejo, ni siquiera a un rival.
  • Valentía y confianza: No tienen miedo a los demás. Son luchadores. No temen lo que piensen los demás. Saben que siempre van a tener seguidores y detractores. Por tanto, se limitan a ser cada vez más ellos mismos sin olvidar sus recursos y estrategias.
  • Superación e inconformismo: Algunos piensan que con el carisma se nace, pero la historia dice lo contrario. Todas las personas carismática que han dejado un sello bien marcado en la historia, han sido trabajadoras y han pensado siempre en ser cada vez mejores. Han ido puliendo su personalidad a lo largo de los años, para que al final, acaben pareciendo personas tocadas por una barita mágica.
  • Creatividad: La persona carismática siempre está buscando nuevas formas de hacer las cosas. Cuando ve algo, piensa que cómo podría hacerlo diferente y con su propio estilo.
  • Apariencia física: No es un rasgo imprescindible, pero a la larga marca un gran diferencia de percepciones. La personalidad arrolladora también arrolla con su estilo. A veces puede ser muy diferenciado del resto de la sociedad. Otras se ajusta más a los cánones. No obstante, cuando su fama aumenta, todo el mundo sabe como suele vestir.
  • Buen humor y control de sus emociones: Saben mantener la calma y reaccionar con sentido del humor ante los ataques de los demás. Presentan un alto grado de comprensión, aceptación y control de sus propias emociones, y de las de los demás.

¿Podemos mejorar nuestra personalidad?

Qué una personalidad puede cambiar es un hecho más que evidente. Las personas cambiamos a cada momento, y con el paso del tiempo esos cambios se hacen palpables.

Bueno… no todo el mundo. Siempre hay quién en líneas generales nunca cambia, pero eso es porque no tiene interés en cambiar y desarrollar su personalidad para mejor. Eso, o que son demasiado vagos para asumir el esfuerzo que implica conseguirlo.

Si quieres ser mejor, necesitarás quererlo con toda tu alma. Eso te dará la motivación necesaria para mover cualquier obstáculo.

Desarrolla una personalidad arrolladora sin dejar de ser tu mismo

El error que muchos comenten es el de intentar desarrollar una personalidad más atractiva o con más éxito social o laboral, intentando parecerse a algo que no están preparados para ser.

Imitar a otros puede funcionar, pero solo durante un tiempo. A la larga, ser otra persona sin contar con las mismas habilidades que ella ha desarrollado, nos va a dejar con el culo al aire.

Sé tú mismo, el resto de papeles ya están cogidos.
Oscar Wilde

Para entender este concepto me gusta utilizar la analogía de la Formula 1. Un deporte donde la competición es máxima y el desarrollo de los coches es lo más importante para conseguir la victoria.

Y es que en la Formula 1 tú no puedes coger la pieza de un coche y ponérsela a otro sin más. Cada pieza está milimétricamente diseñada para adaptarse a cada coche. Tu puedes pensar, si ese motor es mejor, se lo pongo a este coche que lleva uno peor y debería mejorar. Pero eso cambiaría todo el diseño del coche de arriba a abajo. Hasta un simple alerón, te hace tener que cambiar muchas otras piezas para adaptarse a el.

Si, lo sé. Me encanta la Formula 1 pese a que a muchos les aburra. Pero es que lo mismo ocurre con la personalidad. Tu puedes hacer muchos cambios en ella, igual que en un coche de Formula 1, pero cada cambio lleva tiempo. En un plazo razonable, puedes ser alguien irreconocible. Tener una personalidad mucho más arrolladora. Pero primero tienes que saber desde donde partes. Lo primero, es conocer tu coche. Conocerte a ti mismo y aceptarte. A partir de ahí, podemos ir haciendo modificaciones. Te recomiendo estos otros artículos:

Aprende a aceptarte a ti mismo aquí, y evita así ponerte obstáculos

Superarse así mismo para crecer como un Formula 1

Lo importante es que los cambios sean permanentes

El resultado final con este sistema, será el de que poco a poco verás que eres mejor en distintas áreas de tu vida que se asientan al suelo como una baldosa. Cambios que perdurarán para siempre sin tener que pensar en hacerlos.

Y lo mejor de todo, es que conforme vayas cambiando, te irás sintiendo más motivado y más orgulloso y feliz. Porque la vida es cambio, y así es como tu caminarás sobre ella. De hecho, para mi no existe nada más apasionante, que ser espectador de mis propios progresos. Ni las películas de Steven Spielberg me causan tanto interés.

El método del triángulo del éxito para desarrollar una personalidad arrolladora

Si los más grandes lo utilizan, tú también puedes

Leídos los conceptos previos, vamos a ver un método muy sencillo y muy utilizado por las empresas para desarrollar sus productos. Empresas como Apple, Intel y otras grandes multinacionales utilizan este método cada día. Así que por favor, presta atención. Porque en cuento lo asimiles, conocerás la fórmula para cambiar cualquier área de tu personalidad para hacerla más carismática.

Una vez me compré un piano porque tenía el sueño de jugar con él y con la chica que se inclina sobre él mientras bebe un martini. Qué gran imagen. Eso nunca funcionó, pero al menos tengo un piano en mi casa.
George Clooney

Imaginación

Sin entrar en temas sobre la ley del universo, en la que algunos creen y otro no. Lo que es indudable para todos es que hacia aquello donde ponemos nuestra atención, es hacia donde nos dirigimos.

La imaginación genera sueños e ideas. Los sueños nos motivan, y las ideas nos proporcionan los cómos que necesitamos para cumplir esos sueños.

Para mejorar de cara a ser personas con magnetismo necesitamos focalizarnos en objetivos específicos. O sea, en los pasos concretos que nos llevarán a alcanzar ese magnetismo.

Muchas veces nos apabullamos cuando vemos que un deseo nos va a costar mucho, o simplemente intentamos conseguirlo de golpe. Como si pudiésemos subir una larga escalera de un solo salto. Al final como es de lógica, el porrazo que nos pegamos es enorme (no probar en las escaleras de casa).

No obstante, como todo tiene su parte buena y mala, no podemos perder de vista el objetivo principal. Que en este caso es alcanzar esa personalidad arrolladora que soñamos tener, e imaginarnos ya siendo como queremos ser.

Si hago memoria de mi propia experiencia personal, la imaginación para mi a sido un aspectos fundamental. Pues gracias a ella obtienes las otras dos componentes de este método: La motivación y las técnicas. Para mi era todo un deleite imaginarme a mi mismo con una personalidad arrolladora. Triunfando y fascinando a otras personas con mi atractivo. Una película que me repetía a mi mismo en mi mente y en mis sueños cada día, y que con el paso del tiempo, se fue haciendo realidad.

Técnicas

Cuando hablo de técnicas no me refiero a truquitos o herramientas que nos ayuden a cumplir nuestro objetivo. Mucho menos a técnicas de ligue para aparentar que somos magnéticos, o resolver ciertas situaciones concretas propias de la comunicación. No, eso únicamente son recursos que se pueden usar o no.

Cuando hablo de técnicas me refiero a: todo aquello que aprendemos, practicamos e interiorizamos y nos sirve para cumplir nuestro objetivo.

Si sólo te escuchas a ti mismo, no aprenderás mucho.
George Clooney

Por poner un ejemplo. Imaginemos que uno de nuestros deseos (Imaginación) de cara tener una personalidad arrolladora, es habituarnos a ser personas más empáticas (Objetivo específico).

La empatía, nos ayuda a ponernos en la posición de otras personas, de modo que así estamos mucho más cerca de comprenderlas. Así averiguamos porque actúan de una determinada forma, para actuar nosotros en consecuencia. Nos ayuda a tener una mentalidad abierta, que es un rasgo imprescindible hacia el magnetismo. Es un aspecto básico de cara a ser buenos observadores, y posiblemente la mejor habilidad que se puede desarrollar como comunicador.

Para desarrollar esta habilidad tendríamos que comprenderla primero, para luego practicarla. Para comprenderla te puede ayudar leer, asistir a cursos, o incluso aprenderla de otras personas de tus círculos sociales que ya la posean.

Como ves, las técnicas son la ¡ACCIÓN! Aquellas cosas que hacemos para cumplir ese objetivo que tenemos. Todo ese conocimiento que absorberemos y practicaremos.

No obstante, cuidado, no todas las fuentes de información son correctas o adecuadas para ti. Por lo que deberás ser crítico con ellas. Cómo he mencionado, el primer paso para desarrollar tu personalidad arrolladora es que te conozcas a ti mismo. Si todavía no sabes quién eres y cuáles son tus puntos fuertes o débiles, no puedes saber de dónde partes y, por tanto, qué es lo que tienes que mejorar. Darás palos de ciego y te llevará mucho más tiempo.

Motivación

Toda mejora personal tiene como punto de partida un estado de motivación. Hablo de esa energía que nos hace comernos el mundo y nos impulsa a mejorar y a luchar por nuestros sueños. Sin ella no podemos conseguir nada.

El problema de la motivación es que si algo realmente no nos entusiasma, o preferimos hacer otras cosas, esta puede acabar colándose por el wáter. Por eso es importante que usemos nuestra imaginación cada día y sin excepción. Imaginarnos consiguiendo esos objetivos que tenemos nos motivará a luchar por ellos sin abandonar.

El único fracaso es no intentarlo.
George Clooney

 

Organízate, vive el presente y disfruta del viaje

Tu personalidad arrolladora fluirá con el ahora

Muchas personas sueñan con mejorar a largo plazo. Eso está bien, pues evitará que nos planteemos objetivos poco realistas y evitamos que se produzca un abandono.

Como comentamos en el punto de imaginación, la clave está en ponernos objetivos realistas y concretos, alrededor de un objetivo mayor que nos haga soñar.

Para ello deberás organizarte. Evita ir postergando y dejando tus progresos para más adelante. Lo verdaderamente importante, es que cada día hagas algo para desarrollar tu personalidad arrolladora.

El mañana es el tiempo de los necios. La sabiduría siempre está aquí y ahora. A nuestro alrededor. Vivir el ahora expandirá tu consciencia y con ella serás más atractivo a los ojos de todos.

Para alcanzar el magnetismo, necesitamos tatuemos esto en nuestras retinas:

Ahora, en el presente. Sólo un poquito, pero ¡YA!. Todos los días. Es la lluvia fina y constante la que empapa la tierra.

No te metas el atracón en un tarde. Entre media horita y una hora dedicada a esa mejora que nos hemos planteado, al cabo de un año son muchísimas horas. Desde mi experiencia personal, al cabo de un año haciendo esto, tengo una estantería llena de libros que he leído, interiorizado y he puesto en practica cada día. Miro atrás, y cuento con muchas experiencias que me han permitido crecer. Y sobre todo, me siento más capaz de hacer cualquier cosa que me proponga.

Asume este compromiso y será imposible que no alcances a tener la personalidad carismática que deseas.

Para evitar la postergación te recomiendo mi artículo:
10 consejos para dejar de postergar

Resumen:

Pasos para desarrollar un personalidad arrolladora

1. Crea un gran objetivo que te ilusione, e imagínate a ti mismo cumpliendo ese objetivo. En este caso, verte a ti mismo con todas las nuevas cualidades que deseas tener en tu personalidad arrolladora.

2. Conócete a ti mismo y averigua qué es lo que tienes que mejorar para alcanzar ese magnetismo. Un herramienta muy útil es hacer un DAFO personal. Y algo para mi imprescindible, meditar y reflexionar un poco cada día.

3. Concéntrate en mejorar tu personalidad paso a paso. Pero al mismo tiempo ve creando sinergias entre aquello en lo que estás mejorando. Muchos conocimientos se complementan y sirven para varios objetivos distintos. Crea objetivos específicos entorno a ese objetivo general del punto uno. Estos serán los escalones que te llevarán a cumplir tu meta. De esta forma cada vez te irás encontrando más cerca y el entusiasmo se irá renovando. Imagínate poniendo en practica ese objetivo específico y todo lo que puede aportar a tu vida.

4. Asume el compromiso de mejorar un poquito cada día (30/60 minutos).

Otros artículos que te recomiendo para mejorar tu atractivo:

El don de la labia: Guía para tener labia

Cómo desarrollar el sentido del humor

Excitar con palabras: Romanticismo y sexualidad

Ligar por WhatsApp con la conversación

Cómo tener más creatividad: 8 aptitudes fundamentales

11 tips irónicos para no ligar: Descubre tus fallos

#BeBrave #DavidJungle

#Cautiva #Con Atractivo

Si te caes, levántate. Cuando la vida te tumbe, levántate. Si te golpean y caes al suelo, levántate. Si te derrumbas, levántate.

Caer, levantarse y avanzar. Te vuelves a caer, te vuelves a levantar, y vuelves a avanzar.

La vida es para los valientes. La vida es para los que arriesgan. Pero sobre todo, la vida es para los que tienen el valor de levantarse cuando esta les derrumba.

¡Suscríbete al blog Be Brave!

 

Deja un comentario