Cómo iniciar una conversación para seducir

El momento en el que empezamos una conversación con una chica o un chico que nos gusta es crucial. Ese primer encuentro, aunque no es totalmente determinante, marca su sello a corto plazo para decirnos si hay posibilidades de que acabemos felices y comiendo perdices, o si se queda en un indeseado otra vez será.

Iniciar una conversación con ideas de ligar es todo un arte en sí mismo. Dependerá en gran parte del contexto, de la persona que tengamos delante, y de nuestro propio estado emocional.

Durante este artículo construiremos un guía o modelo que nos aporte ideas creativas para iniciar una conversación de forma atractiva. De este modo, veremos ejemplos y frases sobre cómo empezar una conversación en distintos ambientes tanto de día como de noche. Así contaremos siempre con una orientación para superar uno de los peores miedos en seducción: el miedo a la apertura.

Cómo iniciar una conversación para seducir y enamorar

En otros artículos hemos hablado del modelo de Comunicación Seductora AIDA creado por un servidor. Hagamos un breve repaso, pues lo vamos a usar también para iniciar conversaciones.

Cómo puedes ver en la imagen, el modelo está compuesto por 5 componentes.

Observación: Guíate con intuición

La observación es aquello que nos guía sobre cómo proceder en cada momento. Este modelo no es un método paso a paso. Somos nosotros con nuestra propia inteligencia quienes decidimos que hacer y qué decir en cada momento. Seguimos así nuestro propio estilo acorde a nuestra personalidad. Pero más importante todavía, es que lo que hacemos responde a necesidades e intereses de la propia interacción, nuestros, y de la persona a la que queremos seducir.

Charla trivial: Utilizar las circunstancias

La charla trivial es comunicación sin emociones. Se diferencia del resto de componentes en que no cubre ninguna necesidad o motivación emocional concreta. Únicamente es la base de la comunicación. A partir de ella iremos generando emociones.

Ejemplo frases de inicio:

—Hola chicas. Veréis, esta noche hemos salido mi amigo y yo solos y después de contarnos nuestras últimas batallitas, hemos pensado en que nos gustaría conocer gente. Y cómo vosotras nos habéis parecido gente. Aquí estamos. Yo soy David.

—Con esos zapatos hay que llevar cuidado contigo. Ni el ministro de interior se libra de un buen pisotón si se pasa de la ralla.

La ausencia de cubrir necesidades como pueden ser las de apoyo, comprensión, o sexo, que como veremos si cubren las siguientes componentes, no hace a la charla trivial menos importante. Pues esta es la base que cubre una necesidad básica: la de entretener. Siendo necesario para ello desarrollar el sentido del humor entre otras habilidades sociales que mencionaremos más adelante.

Ejemplo:

—Si llego a saber que vestido así no ibas a mirarme en toda la noche, casi que me hubiese puesto otra cosa —bromeo iniciando la conversación con una chica rubia de preciosos ojos grandes.

—¡Ja, ja! Hombre no vas mal vestido.

—¿Apasionada de la moda como yo?

—Bueno, como todas las mujeres. Es imposible que no nos guste el arte del vestir.

—¡Ja, ja! Te aseguro que he visto de todo. Sin embargo en tu caso te creo al 100%. Seguramente la elegancia no te la roba ni un asaltador de bancos de esos de las películas del oeste.

—Según el momento, en realidad a mi me gusta vestir más casual e incluso rockero…

—Pues como fiel amante del rock, puedo asegurarte que me encantaría ver esa sonrisa tan dulce que tienes con un look bien cañero. El constaste tiene que ser bastante excitante —insinúo con gracia echando un vistazo rápido a su cuerpo mientras esa se sonroja.

—No me creo que te guste el rock, ¿cuál es tu grupo favorito?

Cualificación: Iniciar una conversación elogiando

Cuando hablamos de iniciar una conversación cualificación nos referimos a elogiar a esa persona que nos gusta por algo que nos ha llamado la atención de ella. Aunque esto podemos utilizarlo incluso para empezar conversación con grupos, como por ejemplo diciendo: «Me encanta la complicidad que transmitís. Sois cinco y estoy casi seguro de que solo con miraros ya sabéis lo que estáis pensando unas y otras. Sobre todo tú y tú.»

La clave para que funcione con éxito es haber sabido observar e identificar adecuadamente alguna cualidad o rasgo que realmente llame la atención y lanzarse a comunicarlo sin pensárselo dos veces. Pudiendo esta forma de entrar generar una gran impacto emocional si conseguimos valorar algo que la otra persona considere especial de ella misma o que no le hayan dicho nunca. Siendo la empatía quizá la habilidad más importante en temas de seducción para mejorar esa observación que de alas a nuestra intuición.

Ejemplo

—Esto está lleno de chicas envidiosas, lesbianas, o chicas que te quieren copiar. ¿Te habías dado cuenta? —Le digo a la chica que tengo al lado pillándola un poco de improviso.

—No, no sé muy bien a que te refieres.

—Básicamente me refiero a que eres el centro de sus miradas. Aunque yo las entiendo perfectamente. Esta noche pareces la diosa Afrodita reencarnada.

—Jajaja, que exagerado. Tampoco es para tanto —espeta con una agradable sonrisa.

—Yo creo que sí. Aunque la diosa Afrodita era más fría. Tú me inspiras mucha más dulzura pese a que tengáis estilos parecidos —los dos nos reímos.

—¿Es que conociste a la diosa Afrodita? —pregunta ella entrando en el juego mientras continúa riéndome las bromas.

—No en persona. Únicamente me la imaginé, pero creo que tu has superado a mi propia imaginación. Lo cual o dice mucho de ti, o poco de mi imaginación.

—Mmmm, no sé que decirte. Imaginación para venir a hablar conmigo no te ha faltado.

—Créeme que tampoco me está faltando mientras hablo contigo y veo ese brillo en tus ojos tan atractivo.

—Ah, ¿si? ¿Y qué estas imaginando?

—Nada que una diosa Afrodita como tú no esté acostumbrada a generar en un chico, supongo. Quizá más tarde te lo cuente, de momento dame dos besos que ya toca. ¡Soy David!

Antítesis

Elogiar es una de las formas de empezar una conversación más utilizadas y casi se da por hecho nuestro interés. Algo nos ha gustado de esa persona y por eso hemos ido a hablar con ella, porque nos atrae. Esto en sí no tiene nada de malo. Somos directos, decimos lo que nos gusta y queremos, y vamos a por ello.

Sin embargo, podemos cometer el error de elogiar demasiado o con convencionalismos y caer así en la adulación. Es importante ser creativos y precisos, o la otra persona puede pensar que le estamos regalando los oídos únicamente porque queremos seducirla y no porque realmente se sienta especial junto a nosotros. O peor aún, puede pensar que tiene totalmente ganado nuestro interés. Lo que haría que la atracción cayera en picado.

Para evitar ese error, debemos mostrarnos abiertos a conocer verdaderamente a la otra persona, y solo elogiar cuando esté verdaderamente justificado. Mostrándonos a su vez exigentes y seguros. Estamos ahí para conocernos. Para saber si podemos gustarnos, pero que nos gusten un par de cosas, no significa que estemos dispuestos a largarnos con ella a un palacio de cristal y tener 4 maravillosos hijos cuanto antes. Ni siquiera que vayamos a tener sexo. Tenemos que seducirnos. ¡Los dos!

Ejemplo

—Me encanta tu forma de mirar. Esa intensidad y profundidad. Es como si tus ojos me arrastraran.

—Seguro que eso se lo dices a todas.

—¡Ja, ja! Bueno, quizá no tantas veces como las que tu hayas podido decir esa frase. ¿Una chica convencional? —pregunto con un poco de humor dándole unos aires más intensos al juego.

—Ya te gustaría averiguarlo.

—Por eso estoy aquí. Para ver si podemos gustarnos con nuestros convencionalismos y con nuestras cositas únicas. Igual nos casamos o nos hacemos los peores enemigos del mundo. Cualquier cosa es posible —espeto mientras me río.

—No creo que hacer enemigos sea una buena idea.

—No, estoy de acuerdo en que no es el mejor plan para un sábado por la noche. No obstante un buen enemigo siempre motiva a uno a superarse. Fíjate en las películas de superhéroes.

—¿Qué eres de esos a los que le gusta superarse y ver el lado positivo de todo?

—Pues desde luego que si consigo ligar contigo superarme me superaba. Porque vamos, no me lo estás poniendo nada fácil —insinúo airadamente al tiempo que los dos nos echamos a reír.

Las bases están plantadas. Hay interés, pero mezclado con humor y desapego. La otra persona pasa de pensar que la estamos adulando, a que estamos flirteando juntos. Estamos ahí principalmente para divertirnos.

Conexión emocional: Comunicando lo que nos hace sentir

La comunicación emocional o romántica busca generar vínculos con la otra persona. Algo así como encontrar pruebas en el universo que nos diga que estábamos predestinados a encontrarnos. Un estilo que puede ser muy útil para iniciar una conversación cuando de entrada, ya percibimos un interés elevado de la otra persona. Es decir, si hay ciertas miraditas ya entre los dos y estáis un poquito nerviosos.

Ejemplo

—Hola, estoy un poco nervioso. Pero si no venía a intentar conocerte estoy seguro de que me iba a arrepentir el resto de mi vida. Bueno, o el resto de mi vida o al menos esta noche seguro.

—No te preocupes, ya te he visto que me estabas mirando.

—Si, te tenía un poco vigilada. Pero no sé, ha sido verte y sentir como el resto del mundo se desvanecía. Quizá suene algo cursi, pero así lo he sentido. ¿Cómo te llamas?

El gran atractivo de esta forma de empezar la conversación reside en la honestidad. En no esconder nuestras intenciones y en mostrarnos tal y como nos sentimos en ese momento. Es la forma de abrir que menos rechazos duros acarrea. Es difícil mandar a la mierda a alguien que se abre a nosotros y muestra sus intenciones noblemente.

Antítesis

Iniciar la conversación de esta forma solo funciona cuando se hace de forma genuina y honesta. Si le decimos que estamos nerviosos cuando en realidad tenemos la confianza por las nubes o nos ha visto hablar ya con dos o tres chicas antes, no va a colar. Invirtiéndose el efecto que queríamos producir y garantizándonos un rechazo difícil de resolver.

Sexualizando: Empezar generando tensión sexual

Mediante la sexualización empezamos a comunicar sexo con nuestros gestos y palabras. Al empezar una conversación sexualizamos sobre todo con nuestro lenguaje no verbal. Con pequeñas insinuaciones que suenen a sexo, silencios prolongados y una comunicación pausada. Aunque el repertorio puede ser mucho más amplio.

Ejemplo

—¿Es posible que sepas lo atractiva que me resultas ahora mismo? —le digo al oído mientras la cojo suavemente de su cintura.

—¡Vaya! ¡Qué lanzado vienes! No te cortas un pelo.

—Reconozco que soy culpable —susurro mientras me mantengo mirándola detenidamente—. Desde que te he visto lo que menos me ha apetecido es cortarme un pelo. Los necesito todos para intentar seducirte.

—Mmmm, conmigo lo vas a tener difícil —espeta tímidamente sin apartar su mirada de mi.

—Es una lástima, porque la verdad es que es mirar tus labios y no sé porqué, pero me pongo bastante impaciente.

¿Quieres otro ejemplo? Echa un vistazo a mi relato erótico:
Seducción, rock y pocas palabras

Cómo iniciar una conversación de fiesta

La discoteca es el ambiente más exigente en temas de creatividad. Y no me refiero solo a tener labia, sino a cómo nos comportamos. A veces diciendo poco seducimos mucho más, sobre todo cuando sexualizamos o creamos un romance nocturno. Aunque no solo en discotecas, también en todo tipo de fiestas donde ligar pueda ser habitual.

Esto se debe a que de alguna forma, hay carta blanca para seducirse. Los chicos se acercan a hablar con las chicas para intentar conocerlas; y por fortuna a día de hoy, ellas también lo hacen cada vez con mayor frecuencia.

Esto implica que al ligar en una discoteca nos enfrentemos a una competencia y estímulos recibidos mayores. Dicho de otra forma, hay muchas alternativas inmediatas y cosas que nos distraigan.

Quizá vayas a empezar una conversación con un mujer que lleva unos 10 minutos mirando a otro hombre que le gusta. Esto supone que las posibilidades de rechazo son muy superiores a las de otros lugares y que debamos aprender a cómo gestionar un rechazo para intentar revertirlos cuando se produzcan.

Por eso, empezar una conversación en una discoteca de forma atractiva es tan importante. Te pueden espetar un tengo novio en menos que canta un gallo, o inventar toda clase de excusas diferentes. Siendo todavía más importante que esto no nos detenga y que cuando una persona realmente nos guste, vayamos a por todas.

Frases para iniciar una conversación en una discotecas

Para entender el modelo anterior a la hora de iniciar una conversación, veamos ahora varias frases largas como ejemplos. Fíjate en que las componentes del modelo van unidas, lo que significa que podemos pulsar varias a la vez en una misma frase o conjunto hilado de ellas. La única diferencia será el porcentaje de peso que pueda tener cada una (para entendernos).

Esto se debe a que la aplicación de las componentes de cualifación, conexión emocional y tensión sexual, se evalúan a través de las necesidades emocionales que cubren:

  • Cualificación: Apoyo, apreciación, etc.
  • Conexión emocional: Comprensión, románticas, aceptación, etc.
  • Sexualización: juego, sexo, etc.

De esta forma y teniendo claro este modelo, tú mismo serás capaz de crear tus propias frases improvisadas y a pié de pista. Es decir, sin intentar recordar nada que hayas estudiado y de forma totalmente natural.

Ejemplos

—Perdona, pero te he estado observando y me ha apetecido mucho venir a conocerte. Trasmites mucha alegría y buen rollo. (Iniciar la conversación cualificando y con conexión emocional)

—Mirarme de esa forma tiene sus consecuencias, ¿no crees? Bueno, para empezar voy a presentarme. Soy David, ¿y tú? (Iniciar la conversación sexualizando)

—Tengo mucho interés es saber porqué esa sonrisa tuya me hace sentirme tan valiente. Aunque tengo que reconocer que de tus labios también me gustaría saberlo absolutamente todo. ¿Cómo te llamas? (Iniciar la conversación cualificando y sexualizando)

—Disculpa, pero tengo un pregunta que hacerte y que solo tú puedes responderme. ¿Si fueses un chico y te vieses a ti misma con ese rostro tan dulce? ¿Qué harías? ¿Intentarías hablar contigo verdad? ¿Cómo te llamas? (Iniciar la conversación con conexión emocional y cualificación)

—Deberían echarte de la discoteca, ¿lo sabes no? No me dejas concentrarme. He venido con ideas de tomar una copa y hablar un rato con mis amigos. Pero ha sido verte bailar y enmudecerme para el resto del planeta. Excepto contigo claro. (Iniciar la conversación con conexión emocional, sexualización y cualificación)[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Cómo utilizar los ejemplos y crear tus propias frases ingeniosas

Ten en cuenta que en estos ejemplos estoy poniendo frases largas. El objetivo no es tener una frase para escupir, sino entender el mensaje que queremos transmitir, que a veces será más largo y otras más corto.

En la realidad la otra persona te va a contestar o pueden haber interrupciones. Pero tu debes pensar no en la primera frase exacta que dices, sino en lo que quieres decir durante los primeros instantes o minutos. En la orientación que le vas a dar. En lo que por supuesto, influirá muchísimo el cómo lo digas. Es decir, si sabes cómo utilizar tu lenguaje no verbal para seducir.

Por eso, los ejemplos debes tomarlos como inspiración, para luego dejarte llevar por tu propia creatividad. Quédate con la idea patente en ellos y a la hora de la verdad permítete fluir naturalmente. No intentes echar mano de tu memoria. Simplemente observa y déjate llevar. Así es como construirás tus propias frases en el mismo momento que las necesites.

Cómo iniciar una conversación durante el día

En los último años algunos chicos han empezado a salir a ligar a pleno sol. Iniciando conversaciones por la calle, en un parque, en tiendas, en la playa, centros comerciales, en transportes públicos etc. A este fenómeno se le ha bautizado como Daygame (juego de día).

El problema principal de ligar durante el día es que podemos interrumpir la marcha de la otra persona y encontrar a muchas con pareja. En las discotecas o bares estamos en nuestro tiempo de ocio y acude mucha gente soltera. Es decir, están más dispuestos a hablar y a conocer gente.

Seducir durante el día tiene sus ventajas y sus inconvenientes. Por un lado, tenemos el factor sorpresa. Por lo que aunque empecemos una conversación sin ser demasiado creativos, se generará un fuerte impacto igualmente. Las mujeres están menos acostumbradas a que intenten ligar con ellas durante el día. Por otro lado la competencia también es menor o inexistente. No se está pensando en quién será el próximo. No hay más oportunidades. Lo que lo hace más especial. Parece más predestinado. Rollo película americana donde se enamoran en el super.

Antítesis

El principal inconveniente es que puede resultar raro si creen que hemos salido a ligar premeditadamente. Aunque dependerá también de la ciudad en la que estemos. Es ese caso, tendríamos que justificar el contexto e incluso persuadirla de que es algo deseable. Quizá algo que no hacemos a menudo y que ha sido ella la que lo ha provocado. Personalmente, siempre he sido mucho más de salir amparado bajo los encantos de la noche.

Frases para empezar una conversación durante el día

—Disculpa. A ver, veo que estás de compras y no me gustaría importunarte si tienes prisa. Pero ha sido verte y vamos… Me ha faltado conocer a Cupido en carne y hueso y decirle que nos presentara. Sé que es raro que alguien intente conocerte así. Más raro me resulta a mi. Pero mejor lanzarse que preguntarse lo que podría haber sido, ¿verdad? (Iniciar la conversación con charla trivial y conexión emocional)

—Hola. Verás, creo que es la primera vez que me acerco intencionadamente a hablar con alguien en un tren. Pero si sigo mirándote como lees ese libro sin acercarme a intentar conocerte, creo que hasta Dios me negaría la entrada al cielo por cagueta. ¿Te importa que me siente contigo? Soy David. (Iniciar una conversación con charla trivial y conexión emocional. Si incluimos un mirada penetrante y lenguaje no verbal pausado, también podría incluir sexualización)

—Perdona, ¿de que raza es tu perro? Se le ve repleto de alegría. Seguro que el trato que le da su dueña tiene mucho que ver en eso. Inspiras mucha dulzura. (Iniciar una conversación con conexión emocional y cualificación)

—Disculpa, pero te he visto aquí sentada sola con el café, y no sé si es por ese pelo rubio de sirena o por esos ojos azules profundos… Pero me he dicho, si no voy a intentar conocer a esta chica, igual me arrepiento hasta de aquí a que tenga nietos. (Iniciar la conversación con cualificación)

En este caso, lo mismo que en los ejemplos anteriores. Quédate con el marco global y la actitud, no con escupir una frase larga de corrido. En situaciones reales la otra persona intervendrá y nuestro mensaje aunque sea el mismo en esencia, variará en un contexto con feedback.

4 Consejos para superar el miedo a iniciar una conversación

Siendo valientes disfrutamos y aprendemos más

¿Quién crees que tiene más valor social y para sí mismo? ¿Una persona que afronta sus miedos y va a hablar con la chica/o que le gusta para intentar conocerla, o alguien que se queda parado pensando en qué podría pasar si lo hiciera?

Poniéndonos en lo peor, si esa persona te rechaza, ¿cómo te sentirías?

Piensa en:

  1. Cómo te sentirías tras hacer lo que realmente querías hacer y haber fracasado. 
  2. Cómo te sentirías si no hubieses hecho nada.

Detente un instante y experimenta cada una de estas dos situaciones. Procura sentirlas. Imagínalas con detalle.

No sé tú… pero yo me siento mucho peor cuando siento que por miedo no he hecho algo que quiero hacer y permito que me venzan. Cuando nos dejamos llevar por el miedo es difícil no sentirse frustrado, fracasado o manipulado, pues no estamos iniciando una conversación con alguien cuando es lo que más deseamos.

Reconócelo, aunque los critiquen, los valientes molan más

Gran parte de nuestros éxitos actuales son el fruto del aprendizaje obtenido en los fracasos pasados. Si no estás dispuesto a cometer errores, olvídate de acertar. ¡No existe placer sin dolor! O como dicen los americanos: sin sacrificio, no hay victoria.

Da las gracias a cada fracaso, pues cada fracaso te aporta un aprendizaje que te aproxima más al éxito.
#wearebrave

Ya pero mis amigos/as se pueden reír de mí…

Déjame decirte que tus amigos/as tienen el mismo miedo que tú. Les dará envidia que tú tengas el valor de dar un paso que ellos no pueden. Triunfes o fracases, se burlen después o no.

Siempre sentimos envidia de los que tienen el valor de hacer lo que a nosotros tanto nos cuesta, por eso a menudo lo criticamos. Olvídate de lo que los demás piensen y haz lo que tú deseas hacer y que te permita crecer y vivir experiencias.

Amigos: Jajaja, vaya corte te ha metido esa tía
Tú: Jajaja, pues sí. Pero así es la vida, quien no arriesga no gana. ¡La próxima os quiero ver a vosotros! Que mucho hablar pero naaaaa jajaja.

Únicamente podrán dañarnos aquello que nosotros permitamos que nos dañen. Si se meten contigo, tómatelo con humor. El que se toma las cosas con humor sin caer en el ego y en respuestas reactivas, demuestra inteligencia y alta seguridad en sí mismo. Ríate del rechazo y dejarás de ser esclavo de su influencia.

A todos nos rechazan.
¡Acéptalo y disfruta!

He conocido a muchos «gurús» del mundo de la seducción. Algunos de ellos venden sus técnicas y talleres como si fuesen píldoras mágicas que te harán seducir a cualquier mujer aún siendo feo, tonto, vago o incluso oliendo mal.

Coñas a parte, es una total y absoluta mentira. Porque, sorpresa sorpresa: a ellos también les rechazan. A todos. A mi también. Y es algo absolutamente OBVIO.

No se puede gustar a todo el mundo ni todo el mundo está dispuesto a conocer a alguien por más atractivo que sea. Sabiendo seducir te garantizas poder gustar a muchísimas chicas (o chicos). Hacer buenas amistades y ser alguien con un gran éxito social. Pero ¿ser inmune al rechazo? Tu mismo sabes que es imposible. Y si es imposible, ¿para qué darle tantas vueltas? ¿No merece más la pena aceptarlo y lanzarse a disfrutar?

Uno de mis mejores recuerdos seduciendo lo tengo de un rechazo. De hecho me lo he pasado muy bien con algunos rechazos, pero con este me descojoné:

—¡¡Hola chicas!! ¿Porqué brindamos? —dije abriéndome paso en un grupo de chicas que estaban alzando sus chupitos para brindar.

—¡¡Por que te vayas!!

—Jajajajaja.

Eso fue lo que me contestó una de ellas en un tono murciano basto basto basto y más que borde: porque te vayas. Y en este momento mi amigo y yo nos partimos de la risa.

Como escuché una vez decir a Zan Perrion, uno de los mayores expertos en sedución natural de Estados Unidos: Tengo muchísimos rechazos muy divertidos. ¿Queréis que os cuente algunos?
¡Esa es la actitud!

Aprende a gestionar esos rechazos como si fuesen un juego de comunicación, y perderán su peso psicológica además de que podrás aprovecharlos para acabar gustándole más. Échale un ojo a estos artículos: Cómo responder a un rechazo con sentido del humor / Cómo responder a un rechazo sexualizando.

Ponte en marcha

A tocar la guitarra se aprende tocando la guitarra. Dicen que a pintar se aprende pintando. Y según me comentaron el otro día, los futbolistas lo son porque siempre han jugado al futbol desde niños.

¿Cómo se aprende a iniciar conversaciones? Pues ya lo sabes. Haciéndolo. Y el resto de restos que te llegarán después aprenderás a solventarlos enfrentándolos. Porque seamos francos. La práctica, es lo más importante. No porque la teoría y lo que otros nos enseñen no lo sea. Sino porque con la práctica es como se entiende la teoría.

Lo que yo te enseñe en este y otros artículos lo asentarás en tu memoria cuando lo veas en tu vida real. Lo naturalizarás cuando lo practiques una y otra vez. Entonces lo entenderás de verdad, no antes. Por eso, mi consejo es que sigas aprendiendo. ¡Sí! Sigue estudiando. Pero mientras vas practicando. Ambas cosas deben ir unidas.

brave jungle

#wearebrave #captivatesensations

Escápate de los tabús. No puedes vivir con la soga al cuello del que dirán. Escápate de esos cementerios. Es ahora el momento en el que se producen los destellos, los reflejos que te muestran lo hay por descubrir en ti. Escápate de los condicionamientos que te vuelven un esclavo social. Siempre hay mucho más en esos destellos. Vuelve a ser el niño que fuiste. Vuelve a mirar con los ojos de lo nuevo bajo el misterio de lo bello.

¡Suscríbete a la newsletter!

Apasionado de la psicología, la poesía y la moda, David Jungle es el fundador de la marca BRAVE JUNGLE. Siendo uno de sus diseñadores y el autor de la filosofía #wearebrave en la mayoría de sus artículos, poemas y relatos. Es Graduado en Marketing y Creativo en Diseño de Moda. Trabajando además como coach para otras empresas y habiendo publicado tres libros. ¿Su sueño? Crear una marca de moda ecológica y sostenible que promueva una filosofía de superación y belleza ante los retos de esa jungla social en la que vivimos.

Comments (2)

  1. Hola
    Llegué a tu blog desde un video tuyo de youtube sobre hipnosis. Quisiera preguntarte si es posible eliminar definitivamente el miedo a la apertura con ayuda de la hipnosis.
    Conocí esto del mundo de la seducción desde el año pasado, y he intentado hacer los acercamientos en frío, pero al tener resultados negativos me frustro y no lo intento mas. Actualmente solo me la paso aplazando los intentos de aproximación, para evitar el momento incómodo y el sufrimiento de mi ego.
    No me atrevo a iniciar la interacción con una mujer. Quisiera saber si la hipnosis o autohipnosis puede revertir eso de forma definitiva para poder practicar como es debido.
    Y otra pregunta es si es mas efectiva una autohipnosis con audio, o una sesión directa con un hipnoterapeuta.
    Gracias de antemano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close

BRAVE JUNGLE

Un punto de encuentro entre los amantes de la superación, la poesía y la moda para los amantes de los desafíos de esa jungla urbana en la que vivimos.

Close

Sign in

Close

Cart (0)

Cart is empty No products in the cart.

BRAVE JUNGLE

Un punto de encuentro entre los amantes de la superación, la poesía y la moda para los amantes de los desafíos de esa jungla urbana en la que vivimos.



Currency
Language