Frustración emocional: Afróntala y crece con su energía

La frustración emocional es un sentimiento de fracaso y decepción que aparece ante deseos no cumplidos, necesidades no satisfechas, situaciones monótonas y aburridas o estrés continuado.

Durante este artículo veremos cómo podemos superar la frustración emocional, sanar las frustraciones de nuestro pasado, y convertir la energía de esta emoción en fuerza de superación.

Frustración emocional y mecanismos de defensa

Desde niños nos han enseñado que tenemos que luchar por conseguir nuestras metas o anhelos. En lo que no se ha incidido es en que nuestra felicidad no debe depender de cumplir nuestras metas. Ser ambiciosos y tener grandes deseos es muy positivo, pero no lo es tanto cuando nos hacen vivir en un frustración emocional constante. Me refiero a que siempre surgirán nuevos objetivos que querer cumplir y nuevas frustraciones. Como si buscásemos continuamente el premio del éxito.

Podemos luchar y soñar con grandes logros, pero nuestra felicidad no debe depender de ellos o nos sentiremos esclavos de resultados externos. Los logros siempre son futuros. Aunque puedan dotarnos de una sensación de intensa alegría cuando obtenemos buenos resultados, de poco sirve eso si no hemos disfrutado del proceso.

Si no tienes ganas de ser frustrado jamás en tus deseos, no desees sino aquello que depende de ti.
Epicteto de Frigia

Un concepto muy interesante en el ámbito laboral es El Síndrome de “Burnout” donde se aprecian las frustraciones derivadas del desgaste emocional: La definición más aceptada es la de Maslach y Jackson (1981): respuesta inadecuada a un estrés emocional crónico cuyo rasgos principales son: un agotamiento físico y/o psicológico, una actitud fría y despersonalizada en la relación hacia los demás y un sentimiento de inadecuación a las tareas que ha de realizar.

Para protegerse de tal sentimiento negativo, el sujeto trata de aislarse de los otros desarrollando así una actitud impersonal hacia los “clientes” y los miembros del equipo. Mostrándose cínico, distanciado, utilizando etiquetas despectivas para aludir a los usuarios. O bien tratará de hacer culpables a los demás de su frustración emocional y descenso de su compromiso laboral.

Hay que tener en cuenta que una persona frustrada sentirá angustia ante el recuerdo de sus fracasos, lo que la puede llevar a asumir menos riesgos en su vida. Incluso a vivir de forma resentida en su situación actual por miedo a volver a fracasar y revivir esa angustia.

Cómo superar la frustración emocional

Hay que aceptar que no siempre vamos a conseguir lo que queremos. Por ejemplo, imaginemos que nos gusta mucho un/a chico/a y ponemos toda la carne en el asador para intentar gustarle. Estamos frente a una persona con una vida, necesidades, frustraciones y experiencias diversas. Esta persona nos puede rechazar. Es algo genuino y natural.

Ante los fracasos necesitamos comprender lo que ha ocurrido y aceptarlo en el momento sin culparnos ni culpar a los demás. Ante estas frustraciones que la vida nos presenta podemos proceder de forma negativa o de forma positiva. Veamos las dos:

Afrontar las frustraciones de forma negativa

  • Sentimos esa angustia de la que hablábamos e intentamos evitarla procurando no volver a asumir esa clase de riesgos.
  • Nos volvemos conformistas y resentidos.
  • Tendemos a juzgarnos y a culparnos a nosotros mismos dañando nuestro autoconcepto (nos llamamos tontos, incapaces, etc).
  • Le echamos la culpa a los demás aunque no la tengan creando conflictos (mecanismo de defensa de nuestro ego).
  • Nos sentimos negativos y poco motivados ante nuevas situaciones o retos.
  • Nos volvemos más celosos ante las personas que sí consiguen los éxitos que queremos.

Afrontar las frustraciones de forma positiva

  • Aceptamos que el fracaso es parte de la vida y parte del camino hacia el éxito.
  • Nos sentimos orgullosos de nosotros mismos por haber luchado por lo que queríamos.
  • No sentimos orgullosos por haber afrontado nuestro miedo.
  • Aprovechamos esa caída para aprender de ella y esta nos motiva seguir aprendiendo y mejorar.
  • Buscamos objetivos distintos o vías alternativas para conseguir éxitos.
  • Somos positivos y ante esta frustración recordamos nuestros éxitos anteriores.

Ante ambas situaciones podemos comprobar que una nos apaga y la otra nos enciende. Una nos derrumba y la otra nos activa. Gracias a la frustración muchas personas han conseguido grandes logros en sus vidas. La frustración emocional puede ser un gran foco de motivación. Por tanto, tu actitud ante las frustraciones es sin duda la mejor medicina que puedes tomar.

Puedes sentirte frustrado si fracasas, pero te sentirás inútil si no lo intentas.
Beverly Sills

Debemos aceptar que durante nuestra vida vamos a fracasar muchas veces. Y no por eso tenemos que frustrarnos. Solo son las reglas del juego. Es estadística. Lo que no hayas conseguido en el pasado podrás conseguirlo en el futuro gracias a la tenacidad y la determinación.

A todo esto hay que sumarle un principio fundamental. Y es que hay que aprender a vivir en el presente y a disfrutar del día a día y de la pequeñas cosas. Podemos tener grandes aspiraciones de futuro, pero si nos acostumbramos a pasearnos continuamente por ese futuro nos estaremos olvidando de lo más importante: degustar las mieles de nuestro ahora.

Evita frustraciones innecesarias

No seas apocalíptico

Siempre hay gente apocalíptica. Donald Trump es presidente, aprieta el culo que el mundo se va a acabar. Pero déjame que te diga algo. Cuando no es uno el objeto de las críticas, es otro. Con más, o con menos fundamento. Siempre hay motivos para estar atemorizados. En la edad media eran los paganos y ciertas brujerías más perceptivas que reales. El temor genera inventiva oscura.

Si miramos siempre hacia el lado de la mesa que cojea, vamos a pensar siempre que la mesa se va a caer. Si se cae la mesa se rompe la maceta, el móvil, y todo lo que hay en ella. ¿Qué voy a hacer ahora sin móvil?

De vivir un tiempo en Liverpool completamente desconectado de la televisión mientras mejoraba mi inglés aprendí un par de cosas. Una es que la televisión es apocalíptica para ganar audiencia. El miedo vende. Y otra que si no me entero de esos miedos, dedico más tiempo a trabajar o a hacer lo que me gusta y menos a perderlo en juzgar como pinta el patio.

Mira con ojos de belleza

Tu decides hacia donde mirar y en qué ocupar tus pensamientos. Yo quiero ver esa mesa que cojea con la cámara de un fotógrafo. Con los ojos de un poeta. Quizá en blanco y negro o con un efecto sepia. Quiero verla preciosa con sus defectos porque así es como me veré también a mi a los que me rodean.

Cuando tenga que actuar, dado el caso me levantaré en armas si es necesario. Pero yo decido ser libre de mis pensamientos. Decido ver la belleza oculta, pues de ella surge el arte y nacen las soluciones creativas. Del crítico solo amanece destrucción. Del artista surge el amor. El bello cuadro hecho donde otros solo veían un montón de cenizas.

Preocupante menos y disfruta más la vida. Eso es lo que verdaderamente importa. Mira con ojos de belleza. Llénate de buenas influencias que te ayuden. Lee poesía. Medita. Haz deporte. Lo que más te guste. Pero entrénate para amar lo que ves.

Sobre este tema, también puedes ver mi artículo:

Preocuparse menos para actuar más

Lleva un equilibrio entre tensión y distensión

Una constante tensión genera nerviosismo, estrés, y por supuesto, frustración emocional. Si no dejamos a la mente reposar de vez en cuando, se puede convertir en una locomotora muy difícil de parar. Y a más ritmo, más podrá agobiarse y generar frustraciones nuevas. Tenemos que aprender a desconectar:

El maestro miró al emperador y le preguntó: –Dime una cosa. ¿Siempre llevas el arco tensado o también lo dejas reposar? –El emperador respondió: –Si mantuviese el arco siempre tensado, perdería elasticidad y no serviría para nada. Hay que dejarlo destensado para que cuando vayamos a usarlo tenga elasticidad.

Como dice Osho y aparece en su libro Bienestar emocional: Mientras trabajas ten la mente consciente, mantente alerta, sé calculador, inteligente, habilidoso, eficiente. Pero eso es solo la parte utilitaria de la vida. Cuando salgas de la oficina, relájate y deja que el insconsciente te desborde y te posea: vuélvete loco.

Para evitar la frustración emocional es vital aprender a relajarse. Apagar nuestra mente. Desconectar del mundo. Meditar, leer o hacer deporte son hábitos muy saludables para este fin.

Más sobre esto en mi artículo:
Desconectar de la ansiedad y descansar

Sanar frustraciones emocionales pasadas

Adopta la misma actitud que hemos comentado en el punto anterior, y analiza cómo puedes valerte de las frustraciones emocionales pasadas para ganar entusiasmo.

Cuando tenía 13 años y empecé a interesarme fervientemente en tener compañía femenina a mi lado y a tener éxito social, me di cuenta de que mis habilidades sociales estaban lejos de ser como yo quería. Era tímido y miedoso y me sentía muy frustrado. Me costaba hacer amigos y mantener conversaciones interesantes con chicas. Pero nunca me detuve. Comencé a leer y a esforzarme en mejorar.

Gracias a la frustración inculqué en mi mismo un espíritu de superación que jamás se ha detenido desde entonces. Pasé de ser un mal estudiante y sacarme varios títulos y una carrera universitaria. Pasé de tener pocos amigos a tenerlos por todas partes y a tener muchas relaciones con chicas. El camino no fue fácil. Me costó alcanzar el éxito. Pero gracias a las frustraciones que me iba encontrando cada vez me iba motivando más a seguir creciendo.

Eso es, utiliza la frustración como fuente de motivación

Muchos de los alumnos que he tenido como instructor de habilidades sociales llegaron a mi debido a sus frustraciones previas. Ya habían luchado antes y lo siguieron haciendo después de conocerme. Es un deleite ver a una persona que no baja los brazos y ante los fracasos se levanta y los aprovecha para mejorar.

Cualquier emoción es un fuente de energía poderosa. Cuanto más intensa sea, más energía te dará. No permitas que esa energía te destruya. Utilízala para crecer.
#BeBrave #DavidJungle

No hay que tenerle miedo al dolor de la frustración emocional. Solo hay que aprovecharlo. Aceptarlo y usarlo como un trampolín para saltar más alto que nunca. La frustración es una emoción que siempre te va a acompañar. No puede ser erradicada por más seguro de ti mismo que seas. Pero tú eliges como reaccionar ante ella. Mi consejo, es que la utilices para hacerte más fuerte y capaz. Más fuerte y capaz para conseguir lo que te propongas y disfrutar más y más de la vida.

Cuando alguien desea algo debe saber que corre riesgos y por eso la vida vale la pena.
Paulo Coelho

Sé feliz incondicionalmente de tus éxitos o fracasos, y no permitas que estos manipulen tu estado de ánimo y tu capacidad para disfrutar la vida. ¡Ama el riesgo¡ ¡Ama la intesidad de la vida cuando esta te visite! Si lo haces, no tendrás nada que temer. La frustración emocional no puede convivir con este sentimiento. Siempre encontrarás un camino para salir fortalecido.

Sobre cómo superar tus frustraciones pasadas, puedes aprender más en este artículo:

9 consejos para soltar tu pasado y ser feliz

Además, también te puedes interesar:

Una técnica breve y efectiva para mantener la calma

Libérate de la Vergüenza

Libérate de la Ansiedad

Sé Valiente: Sanar tu miedo desde su origen

#BeBrave #DavidJungle

#Disfruta #TusEmociones

¡Suscríbete a BeBrave!

 

Deja un comentario