preloader

La psicotrampa del paño de lágrimas

Home Foros Seducción y relaciones Consejos y habilidades sociales La psicotrampa del paño de lágrimas

  • Este debate tiene 6 respuestas, 3 mensajes y ha sido actualizado por última vez el hace 1 mes por adri20.
Viendo 7 entradas - de la 1 a la 7 (de un total de 7)
  • Autor
    Entradas
  • #1407270
    davidjungle
    Superadministrador

    ¿Viste la segunda temporada de la Isla de las Tentaciones? En ella Marta Peñate se debatía entre optar por un tentador que le apoyó y le ayudó a superar sus problemas, llamado Kevin, y otro que le aportada juego y buen humor para evadirse de ellos y hacerla sentir libre y natural. Ambas necesidades importantes en el estado emocional en el que ella se encontraba. Sin embargo, fue Dani quién acabó llevándose el gato al agua y Kevin quedó ante la audiencia y colaboradores como un “paño de lágrimas”.

    En este vídeo reflexionamos sobre la trampa psicológica en la que cae el paño de lágrimas. Un extracto de una sesión de coaching en el que vemos la importancia de escuchar los problemas de la otra persona, hacerla sentir aceptada, comprendida y valorada, pero el gran error en el que podemos caer si nos quedamos solo ahí. Pudiendo pasar a convertirnos en parte del problema, por lo que es igual de vital aportar jovialidad, juego, crear tensión sexual y llevar a la otra persona a un plano que la invite a dar carpetazo a los problemas y divertirse. Algo muy importante cuando tratamos de seducir a alguien.

    #1407271
    Jesus
    Participante

    Supongo que como coacher, te gusta ayudar a las personas que necesitan de ayuda. Aunque no la pidan explícitamente como esas chicas que empiezan a soltar problemas a la primera de cambio.

    Sin embargo, no estoy de acuerdo con esto de escuchar dichos problemas y dejarse embaucar emocionalmente por ellos, aunque sea temporalmente. Más que nada porque todo lo que metamos en nuestra mente, ahí se queda. Si se quiere tener una mente positiva y constructiva, no podemos dejar entrar ideas negativas ni emociones negativas de los demás. Hacer esto supone un esfuerzo por la otra persona bastante grande. Y por lo tanto, ese esfuerzo ella se lo ha tenido que ganar antes.

    ¿No es mejor ser Dani que Kevin? Pues Dani no ha escuchado esos problemas, se ha dedicado a estar de cachondeo y de risas, de buen humor. Quizás ella no le ha ido a él y él no se ha tenido que enfrentar a la situación de “haber qué le respondo con respecto a este problema que me está empezando a contar” y en ese sentido puede que lo haya tenido facil, pues no se ha tenido que enfrentar al problema. Pero cuando este problema se presenta, tan sencillo como no permitir que ella siga por ahí. Si ella necesita de verdad un paño de lágrimas, que se busque a otro. Que no pasa nada porque lo haga. A ese otro le contará sus problemas, y con nosotros se dedicará a estar contenta y feliz.

    Si queremos vivir nuestro presente al máximo, y ella nos viene a contar nuestros problemas no podemos pensar “Ahora me toca empatizar con unas emociones negativas, pero en el futuro cuando la haga sentir ayudada y apoyada, cambiaré el chip y me lo pasaré bien”. Porque eso es poner la mente en el futuro. Y en mi experiencia, aunque ese futuro se refiera a dentro de 30 minutos, ese futuro puede no llegar. Que ya me ha pasado.

    Mi opinión es que si ella quiere apoyo y compresión con sus problemas… que se lo gane. En los primeros libros hacían referencia a esto como “la basura”… y decían que únicamente se ha de proporcionar el mantenimiento (escuchar y apoyar sus problemas) después del sexo. Porque escuchar la basura sólo sirve para alargar el tiempo de seducción. Mi opinión es que esa es símplemente una referencia para el iniciado. Para que este iniciado tenga una referencia para decir “vale, ahora ya puedo escucharte sin echar al traste la interacción”. Mi opinión es símplemente, que ella se lo haya ganado. El hecho de querer ayudar a alguien que sea porque ese alguien lo queremos en nuestra vida, sea brevemente o más largamente, pero la queremos en nuestra vida. ¿Y por qué la vamos a querer? Porque haya ya ser merecedora de nuestro tiempo y nuestra atención.

    Pongamos el ejemplo de que nos presentan a una chica, y empezamos a hablar con ella. Y a los 30 minutos ya resulta que empieza a abrirse emocionalmente. Y lo primero que hace es empezar a contarnos este problema emocional o este otro. Que si su novio la puteó, o que si en su empresa están haciendo recortes de personal y teme que la echen. Y empieza a desarrollar esos temas. ¿No sería un aburrimiento? ¿Realmente la conocemos, tenemos ya tanta confianza con ella como para aguantar esos problemas de esa desconocida que nos cae bien, pero que por mucho que hayamos logrado en 30 minutos, sigue siendo casi una desconocida?.

    Ahora bien, tenemos una amiga que conocemos desde hace meses. Que hemos quedado ya un montón de veces, siempre nos lo hemos pasado de fábula con ella. Nos ha contado un montón de cosas emocionantes de su vida, hemos aprendido cosas nuevas, en definitiva, nuestra vida es mejor gracias a ella. De la manera que sea. Y resulta que un día viene todo triste porque tiene un problema. Pues oye, ¿No la valoramos ya suficiente como para hacer ese esfuerzo? Ella si se merece el esfuerzo de escucharla, hacerla sentir comprendida y apoyada. Porque previamente ha demostrado que es alguien merecedor de ello.

    Entonces, ¿Es el sexo el punto a partir del cual empezar a poder escuchar sus problemas? No, esa es sólo una referencia. El sexo no es lo único que podemos llegar a valorar de una mujer. Que si, que si buscamos tener sexo con ella, el escuchar sus problemas retrasa su llegada. Pero que, por ejemplo, ella nos descubra una nueva afición, también puede ser algo que podamos valorar mucho. Y estemos muy agradecidos por ello. Pues oye, si estamos tan agradecidos, aun sin haber llegado al sexo aun queriendolo, puede ser merecedora de que hagamos el esfuerzo de escucharla, comprenderla y apoyarla.

    De todas formas, desde que soy directo con las cosas que quiero, no me encuentro con estos problemas. Me los encuentro en la fase de rechazo del directo (y es que el directo lleva inherente una fase de rechazo que hay que superar) pero los sorteo rápidamente sin dejar que se explaye en esos problemas. Y si ella se encierra en no querer hablar de otra cosa, pues entonces pierde mi interés, y símplemente cambio de opinión, y dejo de querer sexo con ella y me voy por donde he venido, con la cabeza bien alta de sentirme un hombre selectivo. Pero vamos, no me ha pasado eso nunca. Si que he perdido el interés y me he pirado pero por otras razones, no por esa. Porque ser selectivo es también rechazar sexo de mujeres físicamente atractivas que no dan la talla con lo que hablan.

    Y cuando no quiero tener sexo con ellas, pues hago lo mencionado. Si me aburro, cambio de tema o en última instancia me voy a mis cosas, cuando ella no se merece el esfuerzo. Cuando si, si la escucho, empatizo, comprendo y ayudo.

    #1407285
    davidjungle
    Superadministrador

    Hola Jesus,

    Yo creo que la afirmación de “todo lo que metamos en nuestra mente, ahí se queda” cuando haces referencia a que hablemos de los problemas de los demás depende de nosotros mismos. En mi caso me ocurre todo lo contrario, los problemas de los demás me enseñan, me hacen consciente de que yo también lo he pasado o lo puedo tener y me ayuda a expulsarlo. En mi experiencia como coach no solo no me afectan sino que transmito mensajes positivos a los clientes y herramientas para solucionar esos problemas y ver cómo les ponen remedio me hace ver cada problema más pequeño, también en mi vida.

    En cuanto a la afirmación “Si se quiere tener una mente positiva y constructiva, no podemos dejar entrar ideas negativas ni emociones negativas de los demás”, para mi quienes siguen ese tipo de creencias lo hacen porque no tienen las herramientas y actitudes adecuadas para enfrentar y gestionar problemas. Solución: evitarlos a toda costa. No es nada descabellado lo que dices, hay psicólogos que necesita ir a otros psicólogos y se llevan los problemas a casa. Pregúntales si meditan y tiene un sistema de creencias flexible que libere sus mentes o si son personas analíticas a las que les cuesta dejar de pensar. Te encontrarás con que son de la segunda categoría. Porque si eres de la primera, pasas rápidamente tu atención de una cosa a la otra con sensación de libertad y sin sentirte afectado por problemas ajenos o ensimismado en propios.

    En cuanto al esfuerzo, yo he ayudado a chicas sin el más mínimo esfuerzo. Todo lo contrario, he hablado con ellas disfrutando muchísimo, divirtiéndome y las he ayudado y acto seguido nos hemos devorado con una magia seductora y una conexión fascinante. ¿Qué es porque soy coach y tengo los conocimientos, herramientas y me encanta lo que hago? No te lo discuto jajaja. Pero conozco mucha gente que ha sentido esto mismo sin ser coach, tampoco es algo reservado a profesionales. Todos los hacemos todos los días con quién se lo haga, si en el ámbito de la seducción nos sale mal, es porque no sabemos cómo aplicarlo en ese área específico. Sencillamente por a otros nos funciona a las requetemil maravillas. Como por ejemplo cuando intentamos dar consejos con: deberías hacer o debiste hacer esto o lo otro. Ahí no ayudas, juzgas y reprochas. Y muchos lo hacen así y luego dicen que es mejor no ayudar porque luego pasan de ti. Pero bien hecho dentro de un marco globar que se mezcle con el juego y la sexualización, ¡vaya si funciona bien!

    En cuanto a Kevin y Dani lo ideal es ser una combinación de los dos. El chico que apoyarla, que es confidente y la comprende y el chico que la divierte y excita. Los dos comportamientos y perfiles son perfectamente fusionables y el seductor casi perfecto.

    “Ahora me toca empatizar con unas emociones negativas, pero en el futuro cuando la haga sentir ayudada y apoyada, cambiaré el chip y me lo pasaré bien”. Conozco varios casos cercanos, uno de mi mejor amigo de la infancia, que siguiendo esa estrategia consiguieron a su novia hace años y son muy felices. Pero ojo, disfrutaban apoyando a la chica. No postergaban el disfrute, disfrutan ayudándola porque les guste. Lo mismo que me ocurrió a mi en otras ocasiones. Cuidado con pensar que algo no es correcto. Algo no es correcto en una determinada situación, con una determinada persona, actitud, sentimientos, etc. Otra situación, otra persona, otras millones de cosas que se hacen y cómo se hacen o se sienten, provocan que un hecho concreto pueda ser correcto o incorrecto. De ahí la complejidad y que siempre debamos ser flexibles en nuestras creencias y análisis.

    “En los primeros libros hacían referencia a esto como “la basura”… y decían que únicamente se ha de proporcionar el mantenimiento (escuchar y apoyar sus problemas) después del sexo.” Yo también lo leí e intenté evitarlo hasta que un día aprendí a aprovechar esa basura para seducirlas más. Que un autor en su día le fuese mal escuchando basura porque no sepa como gestionar esa situación y diga que es malo, no significa que no haya fórmulas para aprovechar la situación a nuestro favor. De hecho el cine está lleno de muestras de momentos de echar basura ante tipos atractivos que comprenden, conectan y luego avanzan. Pero no es cuestión de cine, pasa en la vida real.

    En fin, soy consciente de que requiere más esfuerzo y aprendizaje saber enfrentar estas situaciones y que para la mayoría compense lo que estás diciendo Jesus. No obstante para lo que amamos la psicología y la seducción, siempre resulta interesante enfrentar retos e incluso imposibles para obtener soluciones creativas a contra corriente. Para mi es la forma más estimulante de seducir y de seguir aprendiendo y la que recomiendo a aquellos que por pasión están en un nivel avanzado pero quieren descubrir más y sentir cosas distintas.

    #1407287
    davidjungle
    Superadministrador

    Lo que has dicho “Los sorteo rápidamente sin dejar que se explaye en esos problemas. Y si ella se encierra en no querer hablar de otra cosa, pues entonces pierde mi interés, y símplemente cambio de opinión, y dejo de querer sexo con ella y me voy por donde he venido, con la cabeza bien alta de sentirme un hombre selectivo”.

    Esa es una clave Jesus. Como digo en el vídeo, un equilibrio. Hablemos un poco del los problemas porque son parte de la vida, mostremos apoyo y conectemos con sus experiencias y las nuestras que nos permiten conocernos, pero no nos enganchemos a hablar demasiado de ellos ni fomentemos actitudes negativas. Sin perder la línea recta de la seducción. Sigamos con nuestro sentido del humor para distensionar, siguamos sexualizando para provocar y volver la conversación más picante, avancemos a besarla o acariciemosla mientras hablamos, etc. Si lo juntamos todo con una perspectiva seductora, la escena que nos queda es brutal. Si solo apoyamos y hablamos de problemas y no seducimos y estimulamos, a lo que se suma hablar de otras cosas más positivas, obviamente la cosa no va a ningún lado y si la chica se encierra ahí mejor pasar del asunto.

    #1407293
    adri20
    Participante

    No vi el programa. ¿Tuvo sexo con Kevin y con Dani? ¿Se enrolló con ambos o sólo con Dani? es decir, ¿Kevin era paño de lágrimas con 0 rollo-sexo y con Davi si hubo tonteo, juego y sexo?
    En el caso de que con Kevin no tuviera ni un simple rollo obviamente eso es friendzone total, siempre hay que escalar-sexualizar si no friendzone asegurada.
    Yo ahora estoy forjando amistad con chicas con las que me estoy acostando, a base de acostarme muchas veces, pero si no tuviera sexo olvídate, friendzone total, que era lo que me pasaba siempre cuando tenía novia y era fiel, todas las chicas que en un principio querían conmigo acababan siendo solamigas en cuanto yo les decía que no quería nada por tener novia. Ahí aprendí mucho sobre la friendzone porque las friendzoneaba yo y por ende, incluso chicas que querían conmigo y les parecía guapo al principio acababan solamigueándome.

    #1407296
    Jesus
    Participante

    En el caso de kevin no fue él quien quiso ser friendzoneado. El quería con ella, y se quedó con las ganas por ser única y exclusivamente paño de lágrimas para ella.

    Supongo que todo depende de 2 cosas:
    – Las ganas que tengamos de escuchar sus problemas y ayudarla con ellos.
    – El esfuerzo de seducción que llevamos hecho. No es lo mismo pasar de una chica con la que llevamos hablando 30 segundos que 3 horas, a la hora de por ejemplo decirnos que se puso muy triste cuando se le murió el gato el año pasado.

    – Hola, donde puedo encontrar una tienda de mascotas? Quiero buscar un gato persa.
    – Ay, no me preguntes eso. Además de que no lo se es que me has recordado que yo tenía uno, se me murió el año pasado (pone cara triste).

    No es lo mismo eso que a las 3 horas de hablar de un montón de cosas alegres, de estar de risas llegue ese tema y lo mencione igual de brevemente. O incluso se quede melancólica recordando algún detalle durante 3-4 frases.

    Y tampoco es lo mismo si, tras 3 horas de risas y de estar genial se tira 30 minutos melancólica y triste por su gato muerto. Claro que para el que sabe controlar la situación, y sabe controlar la conversación es difícil que ella nos robe el marco y vuelva tantas veces al mismo tema para que llegue a los 30 minutos penando. Pero oye, tampoco se puede decir nunca “esto fijo 100% a mí no me pasará porque se controlar la conversación”.

    #1407297
    adri20
    Participante

    Yo soy una persona que me considero muy empática, soy bueno conversando, me lo dicen y me lo considero y escuchando de forma asertiva.
    Recuerdo que ya desde pequeño me encantaba ser el paño de lágrimas de mi madre y mi abuela, disfrutaba mucho escuchándolas. Yo siempre veía que ellas no necesitaban una opinión si no desahogarse y yo disfrutaba hablando con ellas, sobre todo con mi abuela, prácticamente pensaba: venga abuela desahógate conmigo y quédate a gusto, como algo que hacía para ayudarla, aunque es cierto si me interesaba lo que me contaba y me gustaba tirarme horas y horas hablando con ella, dándole mi opinión. Quizás eso hizo que me hiciese buen conversador jeje.
    Ésto es algo observo no le gusta mucho a muchos hombres pero mi siempre me ha gustado, de hecho a veces digo que yo soy muy “maruja”, algo que mucha gente no asocia a la masculinidad.
    Pues bien, hoy día con las chica soy bastante así y de hecho se gana bastante confianza haciendo ésto, eso si, yo no tengo problema en sexualizar, por ejemplo hace unas semanas me acosté con una chica super atractiva y después del sexo nos quedamos abrazados y ella me estuvo contando un problema. A mi eso me gusta mucho, me agrada conversar, escucharlas de forma asertiva, pero eso no quita que sexualice.

    No entiendo a esos hombres que no sexualizan y sólo las escuchan, salvo que quieras ser su amigo a propósito, que oye, lo respeto, igual que yo y mi abuela o cuando me cuentan sus problemas mis amigas. Incluso alguna amiga quería conmigo, yo con ella no, al tiempo noté que empezó a contarme sus problemas con otros hombres y como yo no quería con ella dejé que pasara y no sexualicé, cayendo yo a propósito en friendzone.

    Lo que no puedes hacer es no escalar, o no sexualizar y luego quejarte porque eres paño de lágrimas o que no ligas.

    En el único escenario donde podria tener problemas sería, Jesús: chicas con las que sexualizas y ella sigue empeñándose en contarte sus penas, rechaza la sexualización y sigue intentando contarte sus penas, básicamente porque no quieren nada contigo y da igual que sexualices que no es efectivo. Claro ahí imagino ya decides tu si friendzone o irte ¿verdad? A veces escalas, sexualizas y todo fluye pero otras no funciona, pero ellas se empeñan en volverte paño de lágrimas porque tienen claro que no. Ahí imagino tampoco calibraste tu si estás sexualizando con una chica que no te muestra IDIs.

Viendo 7 entradas - de la 1 a la 7 (de un total de 7)
  • Debes estar registrado para responder a este debate.
No te lo vas a creer y probablemente no te lo esperabas peeeeeero, sí, esta web también utiliza cookies para mejorar la navegación. Temas de directivas europeas y esas cosas que no interesan a nadie. Si tienes tiempo para muermos jurídicos, echa un vistazo a nuestra política de privacidad o sigue navegando tan feliz y todos contentos.