Comunicación emocional: Expresar sentimientos y emociones

La comunicación emocional es el arte de generar sentimientos y emociones con nuestras palabras. Esta puede emplearse en cualquier contexto y con cualquier persona, pero se vuelve especialmente útil en las relaciones interpersonales. Dicho de otra forma:

No hay nada que te ayude a cautivar o enamorar a alguien con más eficacia y rapidez que la comunicación emocional. ¡Es el lenguaje del corazón!

Comunicación emocional

El arma de seducción más potente jamás creada

Seducir sin comunicar emocionalmente, es cómo ir a luchar contra el ejército de Hitler con una ramita endeble pudiendo ir con el actual ejército de los Estados Unidos.

Para mí, marcó un antes y un después en todas mis relaciones. Fue algo solo comparable a lo que debe sentir un naufrago al encontrar tierra tras estar semanas moribundo. ¿Ves esta última frase? Eso es comunicación emocional. Y también lo ha sido la del ejército estadounidense.

¿Qué siente un naufrago moribundo encontrando tierra tras unas semanas perdido? Quizá no lo sepas, pero tu mente lo interpreta y asocia con un sentimiento o emoción que le ayuda a entender mejor el mensaje. De hecho, los mensajes se olvidaban rápidamente, pero las sensaciones que nos generan y y que asociamos a la persona que los dicta, permanecen durante mucho más tiempo.

Aprende a comunicar emocionalmente
para seducir y enamorar en mi curso:

Beneficios de la comunicación emocional

La comunicación emocional nos ayudará a expresarnos mejor en cualquier conversación, y sus beneficios dependerán de nuestros objetivos y del contexto en el que la usemos. Podemos resumirlos en:

  • Saber expresar sentimientos y emociones por ese chico o chica que nos gusta.
  • Decir lo que sientes sobre cualquier hecho, experiencia o conducta.
  • Te permite comunicarte de una forma más creativa, atractiva y seductora.
  • Nos ayuda a ser más empáticos y asertivos, y por tanto a comunicar de un modo más eficiente.
  • Permite que el mensaje y las emociones que genera dure más tiempo en la memoria.
  • Nos ayuda a motivar y generar movimiento.
  • Es una comunicación con un alto poder de persuasión.
  • Transmite inteligencia y dominio del lenguaje. También puede transmitir alta autoestima.
  • Evita conflictos y discusiones y los solventa mejor cuando estos se producen.
  • Nos permite hablar con más labia.
  • Ayuda a encontrar temas de conversación más interesantes.
  • Comunica rasgos de tu personalidad y percepciones sobre tu forma de ver la vida.
  • Ayuda a que conozcamos mejor a los demás y que nos conozcan.

Comunicación racional vs comunicación emocional

El contrapuesto a la comunicación emocional es la comunicación racional. La comunicación racional pone su atención en la exposición de los hechos.

Veamos un ejemplo de mi propia experiencia en Inglaterra:

Respuesta con comunicación racional:

–¿Qué tal tu experiencia en Inglaterra?
–Fue un poco duro la verdad, pasé por momentos bastante difíciles. Aunque también me lo pasé bastante bien. Estuve viviendo en Liverpool, ciudad de los Beatles. Una ciudad con mucha cultura musical. A mi que me encanta el rock y la verdad es que me encantó. Lo que más dificultades me planteó fue el idioma y estar bastante tiempo solo. En cuanto al trabajo, fue duro pero me permitió sacarme un dinero y practicar el idioma. De todas formas, pese a que haya habido momentos malos, no me arrepiento para nada de haber ido.

Cómo ves, este mensaje se centra únicamente en lo que se ha hecho. Podríamos alargarlo diciendo a qué zonas concretas fui, y qué hice. Pero seguiríamos sin generar ninguna emoción ni comunicar nada de mi forma de ver la vida a través de esta experiencia. Es como una ficha técnica. Esto da como resultado un lenguaje inocuo. Espeso. Sin peso relevante en nuestros sentimientos.

Respuesta con comunicación emocional:

–¿Qué tal tu experiencia en Inglaterra?
–Durante algunos momentos estuve bastante perdido. Solo y alejado de todo lo que conozco, se hace difícil hasta convivir con uno mismo. Al principio me sentí como esos arboles que los cambias de sitio y no funcionan. No se sienten donde deben estar. No obstante, la ciudad era un baile musical contante. La influencia de los Beatles inyectaba rock y alegría en toda su atmósfera. A mi que me gusta el rock, eso me ayudó a conectarme espiritualmente con la cultura de la ciudad. En cuanto al idioma, fue todo un reto. Cada día salía a la calle sin saber que situaciones me iban a deparar. Era como ir a la guerra sin munición. En el trabajo debía luchar cada día para que me entendieran. No obstante, y pese a los momentos difíciles, siempre me mostraré agradecido. Ahora me siento mucho más capaz de realizar cualquier cosa.

Claves de la comunicación emocional

Ejemplos y metáforas para impactar emocionalmente

Si analizamos el ejemplo anterior de mi viaje a Liverpool, podemos identificar cómo la comunicación emocional comunica de forma muy eficaz lo que sentimos. Pero no es lo mismo decir que nos sentimos mal, bien regular, o estupendamente, que poner un ejemplo que nos haga visualizar con exactitud ese sentimiento.

–Cada vez que te veo me haces sentir muy bien. Me siento muy feliz y agusto contigo.

–Cada vez que te veo siento cómo si el tiempo se detuviese a observarnos con envidia. Me siento realmente agusto contigo.

En la segunda frase con comunicación emocional, podemos divisar un impacto emocional mucho más fuerte. Damos un ejemplo metafórico a la mente de la otra persona para que entienda realmente lo agusto que nos sentimos estando con ella.

No obstante, a veces estos ejemplos pueden no entenderse o malinterpretarse, pues como veremos, la comunicación emocional suele ser bastante subjetiva. Por eso, un recurso eficaz es enfatizar con comunicación racional lo que queríamos decir emocionalmente. Analicemos de nuevo la frase:

Cada vez que te veo siento cómo si el tiempo se detuviese a observarnos con envidia. (Comunicación emocional con ejemplo metafórico).– Me siento realmente agusto contigo. (Enfatizamos racionalmente en lo que queremos decirle para que asimile correctamente el mensaje).

Para encontrar buenos ejemplos, piensa en qué te inspira, cómo te hace sentir o qué te hace recordar, y busca en tu memoria cómo puedes comunicarlo así.

Sentido del humor

 ¿Sabías que el sentido del humor es una forma de comunicación emocional? ¿No? Pues así es. Además es una de las formas de comunicación más atractivas y eficaces tanto para seducir cómo en cualquier otro ámbito.

Según los investigadores, el sentido del humor es la técnica más eficaz que pueden emplear los hombres para atraer mujeres.

–Creo que si la vida te da limones, deberías hacer limonada. Y tratar de encontrar alguien a quien la vida le da vodka y hacer una fiesta. (Ron White)
–Si vas a hacer algo esta noche de lo que te sientas arrepentido mañana por la mañana, acuéstate tarde.(Henny Youngman)
–No puede haber una crisis la próxima semana. Mi horario ya esta lleno. (Henry A. Kissinger)

Está demostrado que las cosas dichas con sentido del humor se recuerdan mejor y captan más nuestra atención. Pero no solo eso, también es una muestra elevada de inteligencia, e incluso de alta autoestima si sabemos reírnos con gracias de nosotros mismos.

Algunos tienen miedo a reírse de si mismos y exponer sus inseguridades. Personalmente, acostumbro a realizar bromas donde el principal perjudicado soy yo. Me ataco a mi mismo para reírme incluso con cosas que no son ciertas. El resultado es que muchas veces piensan lo contrario. Si me ataco a mi mismo diciendo que soy tonto, les parezco que soy muy inteligente. Y así con todo. Reírse de uno mismo siempre proyecta esa seguridad.

Mi psiquiatra me dijo que estaba loco y pedí una segunda opinión… Me dijo que también era feo.

Más sobre el sentido del humor:
Cómo desarrollar el sentido del humor

Subjetividad

La comunicación emocional utiliza la subjetividad dando a entender que ese mensaje es únicamente nuestro. Está basado en nuestras creencias libre y cambiantes. Evitando así exponer ideas y opiniones cómo si fuesen verdades absolutas y rígidas. Lo que a ti te parece de una forma, nadie te lo puede discutir. Es lo que tu crees que es, y cada ser humano de los más de 7 millones que somos en el planeta tiene sus propias convicciones.

La subjetividad suele utilizar verbos como: Percibir, pensar, creer y parecer.

–Me pareces una persona muy inteligente. Creo que te voy a llamar Sherlock Holmes a partir de ahora. Sabes encontrar argumentos para todo.

En este ejemplo, la otra persona puede pensar que es inteligente o no. Pero lo que a nosotros nos parece, no es rebatible. Es nuestra propia percepción. Nota además como en este ejemplo usamos un poco de humor y justificamos precisamente a qué nos referimos para decir que es inteligente. Ambos aspectos son claves para la comunicación emocional.

Más sobre la subjetividad en:
La ambigüedad es más sincera que la verdad

Lenguaje poético

El lenguaje poético es uno de los más seductores por excelencia, y también el más alto en la escala de dificultad de la comunicación emocional. Las/os poetas siempre han tenido un éxito arrollador entre hombres y mujeres.

La poesía aporta riqueza e ideas a nuestro lenguaje. Es muy útil tanto para cualificar, como para generar romanticismo o tensión sexual.

Tú puedes cualificar a una chica diciéndole que “tiene unos ojos muy bonitos”, pero eso se lo ha dicho hasta su padre. Pero si has entrenado tu comunicación emocional mediante la poesía, quizá te salga decirle que “tiene una mirada muy ardiente que invita al deseo”.

Ejemplos de comunicación racional vs emocional poética

  • Cada vez que estoy contigo me siento muy excitado.– Cada vez que estoy contigo siento una especie de fuego incendiando todo mi cuerpo sin compasión.
  • Quiero besar tus labios.– Siento que tus labios me empujan a besarte.
  • Veo que además de ser una chica muy sexy, eres sincera y honesta.– Veo que además de ser una chica capaz de inundar de deseo a cualquier hombre, también eres sincera y honesta.

Ejemplo poema sexual con comunicación emocional

“Sería un placer, una suma insaciable de sensaciones cambiantes, te haría olvidar algo más que el mundo…
Te quitaría la ropa muy lentamente, saboreando el momento de contemplar tu bello cuerpo desnudo, un tsunami de besos lentos y calculados.

La suma de tu olor con el mío, ese olor que me vuelve loco, loco por hacerte perder la razón y el sentido
Loco por estar dentro de ti, ser una solo persona, y concentrarme en las emociones y sensaciones que eso me provocaría, dentro y fuera de ti…. cada vez más rápido y explosivo, cada vez más bonito… hasta que finalmente, la imagen de nuestros mundos explotara y se perdiera en la niebla negra y oscura.
Abrir los ojos, y encontrarte ahí, acalorada, sudada, despeinada y completamente desnuda, mirándome a los ojos… 
no imagino una imagen mejor…”
David Jungle

Me está esperando en todas partes la primavera
Pablo Neruda

View this post on Instagram

Me está esperando en todas partes la primavera.

A post shared by David Jungle (@davidjunglebj) on

Evita juzgar y se dispone a ayudar

Si una flor está mustia, no te enfadas con ella. No le discutes. No intentas negociar con ella. Quizá decidas regarla, echarle abono o incluso cantarle. Dicen que si las flores reciben el cariño de las personas, estas florecen con vitalidad.

Con las personas ocurre algo similar. No podemos levantar el ánimo de los demás ni ayudarlos a ser más fuertes enjuiciándolos. Por eso la comunicación emocional evita siempre acusar a los demás.

¿Cuántas veces hemos encontrado a alguien deprimido que a penas conocemos, y hemos intentado animarlo? Seguramente muchas. Pero cuando alguien cercano se equivoca, ¿cuánto tardamos en pensar críticamente sobre él? ¿Cuánto tardan algunos en ir corriendo a señalar sus errores como falsos consejeros?

Digo falsos consejeros, a aquellos que te dicen lo que debiste hacer y se las dan de saberlo todo, para quedar por encima. Pero consejos a posteriori acompañados de “debiste” no suelen ser divinos, y a veces esos consejos vienen de gente que ni ellos mismos tienen orden en esos aspectos en sus vidas.

Trata a los demás como a rosas

Con la comunicación emocional podemos tratar a los demás más como a rosas, y menos como a criminales. Nuestro mal aspecto no desaparece criticándolo, desaparece haciendo ejercicio y comiendo sano. Y la mente funciona de forma similar. Necesita de agua, abono y cariño. Eso es lo que tienes que entregarle a los demás para permitirles crecer contigo. Su camino lo decidirán ellos, al igual que cada día tu deberás decidir el tuyo.

Ni juzgues ni te juzgues. Anima y anímate. Haz crecer, y crece. Ayuda a brillar, y brillarás. La comunicación emocional también consiste en dar y recibir amor. Para aquellos más interesados en ligar, también les diré que cuando tratas a la gente con amor sintiendo tu mismo ese amor interior, la magia de la seducción se sucede con toda su fuerza.

Esa chica o chico que te gusta siente esa energía amorosa dentro. Ese interés genuino. Esa luz que te ilumina y la ilumina a ella en el brillo de su resplandor.

Recuerda que lo que tu entregas es lo mismo que tu recibes en el momento de su entrega. Cuando buscas buenas palabras para otro, esas mismas palabras calan en ti en ese momento. Si son perjudiciales, también actuarán de semejante modo.

Aléjate de la oscuridad de la gente, y aprende a sacar su luz mientras haces que la tuya resplandezca. Tu ahora y el de los que te rodean, será mucho más feliz y exitoso así.

Trata a los demás cómo pueden llegar a ser

Si tratamos a los demás fijándonos no tanto en como son, sino en lo que pueden llegar a ser, siempre encontraremos inspiración para crecer junto.

Cuando te centras en lo positivo de los demás, e imaginas todo lo que pueden conseguir creciendo, te motivas también a ti a encontrar esos recovecos en el camino que te llevarán a ser mejor de lo que siempre soñaste. Abres los ojos a hacer lo que ellos hacen bien y podrían hacer mejor, y a ver lo que hacen mal y debes evitar.

También te conviertes en un confidente. Un aliado. Pues nos encanta hablar con personas que nos traten como verdaderamente somos y podemos ser. Que nos vean mejor, más allá de lo que nunca fuimos. Esa es una actitud que se contagia y de forma inminente expande no uno, sino dos corazones para que conecten emocionalmente. Así la fuerza de nuestras palabras comunicará esos sentimientos desde el mismo sentimiento.

Haz crecer, y crece. Siente, y haz sentir. Déjate cautivar, y cautivarás.

 

 


 

Despierta belleza, probablemente el mejor libro sobre comunicación emocional. ¡Haz que tus conversaciones sean más seductoras!

UNA OBRA QUE NO QUERRÁS PERDERTE
Con una visión sobre las relaciones sociales totalmente nueva acompañada de 100 conversaciones en narrativa, 40 poemas y cientos de ejemplos que alimentarán tu instinto seductor en todas las áreas de tu vida. Enfocado a inspirar tus actitudes creativas desde una visión artística y apasionada. Comunicándote emocional y creativamente mientras extraes la belleza del momento presente. Con multitud de ejemplos para que aprendas a comunicarte emocionalmente y un modelo de comunicación emocional basado en las necesidades sociales.
¡Descubre más sobre Despierta belleza hazte ya con tu ejemplar!

 


 

 

Siente amor ante las situaciones difíciles

La comunicación emocional es especialmente útil para contar historias de nosotros que traducen al mundo como somos. Y las historias más interesantes son siempre aquellas que más nos permitieron crecer y desarrollar nuestra habilidades. Las duras situaciones siempre son dignas de escuchar cuando se muestran con comunicación emocional y nos hacen aprender cosas.

Imaginemos que hemos pasado por una ruptura. Una pareja anterior nos dejó y estamos comentándolo con alguien. Veamos ahora un ejemplo de comunicación emocional:

– Hace unos años tuve una ruptura muy dolorosa para mi. En un primer momento, sentí como si el mundo se cayera a añicos ante mis pies. Poco a poco, tuve que sobreponerme e ir cogiendo esos trocitos de mi mundo uno a uno. Ahora mismo, no cambiaría esa experiencia por nada en el mundo. De la semilla del dolor aprendí a reconstruirme. Aprendí a ver la belleza donde antes solo veía lo que tenía o no tenía. Sentirme abandonado por una persona por la que había dado tanto, paradójicamente me ayudó a amarme más a mi y a cualquier persona que cruce las fronteras de mi vida. Fue el pistoletazo de salida hacia una nueva vida en la que ahora me siento mucho más fuerte.

Más en mi artículo:
Amor, una virtud que va por dentro

¿Quieres practicar e interiorizar bien todo o que estamos viendo?
Apúntate a uno de mis cursos y lo entrenamos juntos.

Las emociones que sientes son las que transmites

Compara el ejemplo anterior con lo típico que se suele decir en una cita cuando alguien habla de una ruptura amorosa. No se tú, pero la mayoría de veces que he visto a hablar a alguien de este tema, me ha dado pena y una sensación de que no lo había superado. Te dan ganas de salir corriendo. No es un buen tema de conversación para una cita si ese es el caso.

Pero eso es lo que ocurre cuando no sanamos nuestro pasado con amor. Hay que amar lo que fue tal como fue porque así tenía que ser. Depositando su belleza sobre la mesa de nuestro escritorio presente. Viendo lo positivo que construye nuestra alma, y no lo negativo que ancla vidas a las rocas de sus miserias pasadas.

La comunicación emocional hace reflejo en nuestras palabras para comunicar al mundo lo que llevamos dentro.

Si sentimos odio, la comunicación emocional hará que comuniquemos odio. Oscuridad, rencores, negatividad. ¿Quién podría seducir así? ¿Se puede ser atractivo si tenemos la casa de nuestro interior sin barrer? Difícilmente.

Cuida siempre tu estado emocional y concéntrate en lo positivo de todas tus experiencias, y eso será de lo que le digas al mundo.

Más en mi artículo:
9 consejos para soltar tu pasado y ser feliz

Salir de lo racional para ver lo emocional

Suelta todo lo caduco que hay en tu mente

Solo existe una libertad, la interior. Y esa nadie puede arrebatártela.

El problema de mucha gente es que está más pendiente de juzgar lo que le rodea, que de ser libre internamente. Por eso pese a que critiquen más a la sociedad y sus comportamientos, son los más esclavos de ella, porque son los más implicados.

Libertad es soltar todo lo que sobra de tu mente para poder observar las maravillas de tu interior y la belleza que te rodea. Y esa conciencia no se compra. La educamos nosotros mismos. Esa consciencia es absolutamente vital para poder comunicar emocionalmente. Es una dosis pura de inteligencia a su 100%. La comunicación emocional necesita de un viaje de conocimiento interior que nos libere de los paradigmas caducos que nos llegan cada día del exterior.

Escucha con pasión

Hay un libro que me gusta muchísimo. Su título ya me fascina. Se llama “Salir de la prisión de la mente” de OSHO. En el se nos relata como: la vida revela sus secretos cuando estás en silencio. Escucha con tanta pasión, tan atentamente, que poco a poco el otro pueda revelarte sus secretos más profundos; profundidades que no ha revelado a nadie porque nadie estaba dispuesto a escuchar; que no se ha revelado a sí mismo porque él mismo no estaba dispuesto a escuchar; profundidades que siempre han permanecido en la oscuridad.

La comunicación emocional precisa de una observación muy elevada. Una atención puesta en todo el ser de la otra persona. No sólo en las palabras que dice, sino en cómo las dices y porqué creemos que las dice. En su máximo esplendor, es una comunicación muy intuitiva que precisa de muchísima práctica, conocimiento y atención.

Ya cuentes con esta pericia más desarrollada o menos, mi consejo es que pienses el porqué de lo que te están diciendo. No te quedes únicamente con el mensaje. Pregúntate qué ha sentido y siente la otra persona que le ha llevado a decirte eso. Busca el contexto emocional que ha llevado a esa conversación. Escucha las emociones.

Mostrar más y hablar menos

La comunicación emocional es el camino para impactar a nuestras emociones con un mensaje. A veces, cuanto más breve pero más demostrativo sea, más impacta.

En el Japón medieval los feroces samuráis eran venerados como reyes. Llevaban grandes espadas y sabían usarlas con gran destreza. Un día, un famoso samurái fue a buscar a un viejo monje conocido por su gran sabiduría. Cuando llegó al monasterio donde vivía, abriendo la puerta de un portazo exigió ver al anciano.

–Tú que eres un experto en el tema, dime ¿qué es el cielo y qué es el infierno? –le preguntó.

El monje siguió sentado, inmóvil sobre el tatami. Al cabo de unos momentos, volviéndose hacia el samurái y alzando la vista, respuso:

–¿Y tú te tienes por una valiente samurái? ¡Mírate, si no eres más que un patán! ¡No creo que pudieras ni decapitar una mosca con tu espada!

El samurái se puso rojo de ira. ¡Nadie le hablabla a un samurái de ese modo!

–¿Cómo te atreves a hablarme así? ¡Pagarás muy cara tu impertinencia! –gritó, y desenvainando la espada, la levantó sobre su cabeza dispuesto a matar al viejo monje.

Sin perturbarse lo más mínimo, el monje repuso al furioso samurái mirándole directamente a los ojos:

–¿Me has preguntado qué es el infierno? Esto es el infierno.

El samurái, con la espada aún en alto, vio que se había dejado llevar por el odio y la ira. Y miró asombrado al pequeño y encorvado monje al comprender que éste había puesto en peligro su vida para responder a su pregunta.

Bajando la espada, se inclinó ante él agradecido, con los ojos empapados en lágrimas.

–¡Gracias por esta enseñanza! –exclamó humildemente, con corazón lleno de amor por el regalo del monje.

El monje repuso sonriendo:

–Y esto, amigo mío. Es el cielo.

Cómo mejorar tu comunicación emocional

Consejo final para desarrollarla día a día

Si has leído detenidamente este artículo, te habrás percatado de que la comunicación emocional no es precisamente sencilla. Menos todavía si tenemos en cuenta que en el ámbito laboral la comunicación suele ser siempre puramente racional. Y si eres hombre, todavía lo tienes más complicado. Las mujeres suelen comunicar más emocionalmente en contextos sociales.

No obstante, merece la pena el esfuerzo de mejorar la comunicación emocional . Para seducir y cautivar a los demás no existe nada más eficaz. Es la forma de comunicación que más resultados y cambios genera en los receptores del mensaje con muchísima diferencia.

Para desarrollar esta habilidad, lo más efectivo es leer. En este blog encontrarás muchos artículos con ejemplo que utilizan la comunicación emocional. Además, suelo usarla bastante a la hora de escribir. Si quieres aprender a usar la comunicación emocional para seducir o sacar ideas para comunicarte más emocionalmente, te recomiendo estos:

Cómo elogiar para seducir y enamorar

El don de la labia: Guía para mejorar tu labia

Cómo ligar por WhatsApp con la conversación

Comunicación asertiva: Cómo ser más asertivo

Por otra parte, es recomendable: meditar, escribir, ver monólogos de humor, leer poesía, ver películas con mensaje, vivir experiencias enriquecedoras, etc. Todo aquello que te aporte sabiduría y riqueza interior así como en tu lenguaje, te ayudará a mejorar tu comunicación emocional.

Eso si, cómo consejo final, recuerda que esta habilidad de desarrolla y se mantiene con el paso de los meses y años. Si se abandona, la racionalidad del mundo te hace perderla. Y si no se es lo suficientemente persistente, nunca se consigue.

Está en tu mano decidir si te merece la pena o no. Por lo pronto, te insto a que te quedes con las enseñanzas de este artículo y aprendas a diferenciar lo que es comunicación emocional de lo que no lo es. Así estarás más preparado para sumar puntos a su desarrollo cada vez que lo desees. Si quieres, también puedes seguirme en facebook y ver mis escritos diarios. ¡Siempre dejo alguna pincelada! Por último, te dejo con este vídeo de mi canal de YouTube que te ayudará como complemento a este artículo:

Si te ha gustado este artículo, te encantará:

Cómo mejorar tu autoestima: Guía definitiva de 7 factores

#BeBrave #DavidJungle

#Disfruta #Comunicando

¡Suscríbete a Be Brave!

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.