El éxito es con concepto relativo ya que lo que para algunos es éxito, para otros no.

Durante este artículo analizaremos 11 frases célebres de personas que fueron especialmente exitosas. Dando algunos consejos para que así podamos aprender de ellos y conseguir lo que nos propongamos. Porque al final, éxito no es más que conseguir lo que uno se propone. Sea cual sea el área en la que lo consigamos…



Cómo tener éxito duradero y triunfar en la vida

1. Fracasos más entusiasmo es igual a éxito

La frustración y el desánimo pueden atacarnos y aguijonearnos. Pero ni la más fuerte de sus picaduras acabará con un sueño poderoso. Así que nunca pierdas la fe. ¡Aunque fracases!

Cuando la angustia y la desesperación toquen tu puerta apartarlas de ti con una patada. Visualízate a ti mismo aguantando la situación, persistiendo y luchando por lo que quieres. Así la fuerza que hay en ti saldrá a la luz y caerá como lluvia clara que limpia tu mirada. Y la frustración que antes te empañaba tendrá que marchar lejos. ¡Fuera de ti!

Nada puede detenerte, ni siquiera el fracaso, pues como dijo Winston Churchill, sabes que el éxito consiste en ir de fracaso en fracaso sin pérdida de entusiasmo.

La debilidad se combate cogiendo fuerzas, al igual que la oscuridad se va arrojando luz sobre ella. Respira hondo, cierra tus ojos y tus puños, y nota tu fuerza interior. Sólo tienes que sacarla para que la oscuridad se marche.

La perseverancia es fallar 19 veces y tener éxito la vigésima.
Julie Andrews

2. Siempre existen nuevos caminos

A veces nos ocurren cosas que no deseamos. Nuestra pareja nos abandona, perdemos un empleo, o quizá no conseguimos cumplir algún objetivo importante. Pero no caigamos nunca en el desánimo. La historia está llena de personas a las que se le cerraron muchas puertas y que gracias a esos golpes encontraron mejores vías para finalmente alcanzar éxitos inimaginables. Si no me crees, busca la historia de Walt Disney.



Cuando una puerta se cierra, otra se abre; pero a menudo nos lamentamos tanto sobre la puerta cerrada que no vemos la que se ha abierto para nosotros.
Alexander Graham Bell

3. Saber no es crear, para crear hace falta algo más



El conocimiento es la piedra angular de la mayoría de nuestros logros. Solo una mentalidad abierta y reflexiva es capaz de encontrar caminos divergentes. Caminos diferentes que nos llevan a optar por estrategias completamente nuevas. A menudo como resultado de asociaciones de conocimientos viejos sobre retos nuevos.

Muchas personas buscan y buscan en los libros respuestas que nunca han sido escritas o se centran únicamente en buscarlas en lo que ya saben que han leído y otros le han dicho. ¿Dónde quedan entonces esas genialidades que surgen de la espontaneidad y la meditación?

Antes y durante el aprendizaje diario, intenta pensar en respuestas que se escapen de lo convencional. Medita sobre ello. Incluso aunque sean locas e imposibles a simple vista. Grandes ideas han surgido entre bromas y risas, pues ese ambiente relajado nos permite llegar a esas conclusiones que no por parecer alocadas en un principio, no significa que no puedan ser el próximo gran descubrimiento.

La creatividad es la inteligencia pasándolo bien. (Albert Einstein)

4. Piedra a piedra, día tras día, se hacen las grandes construcciones

No podemos buscar la excelencia en ningún área de la noche a la mañana. Cualquier cosa que merezca la pena esconde un gran sacrificio detrás. Los resultados consistentes a largo plazo se asientan sobre la base de buenos hábitos que han ido perdurando en el tiempo.

Los buenos hábitos formados en la juventud marcan la diferencia.
Aristóteles

El gran problema que tiene la mayoría de personas es que no consiguen llegar a constituir estos hábitos. Eso o que el cansancio y los fracasos acaban pesando sobre ellos más que su fe.

Dicen que las naves espaciales gastan mucho más combustible en el lanzamiento, debido a que tienen que superar las resistencia de la gravedad de la tierra, que durante todo el trayecto una vez salen al espacio donde no hay gravedad. Lo mismo ocurre con los hábitos, ya que al principio es muy complicado romper nuestros hábitos actuales para implantar otros. No obstante, si consigues luchar y aguantar entre 20 y 30 días con ese hábito que deseas coger, luego necesitarás mucho menos combustible para mantenerlo.

5. Lo superficial es público, lo divino es interno

Vemos cada día en la televisión a grandes triunfadores llevándose premios. Personajes exitosos rodeados de otras personas, o quizá con grandes fortunas, y creemos que esa es la parte bonita de triunfar. Pero déjame decirte, que no por divertida, esa sea la parte que más valoran esas personas triunfadoras.

Muchas de ellas, así se aprecia en sus biografías, se acuerdan a menudo de la lucha y de la satisfacción que sentían por hacer algo grande. Se les ilumina el rostro y la sonrisa cuando hablan de aquello que hicieron pese a las muchas dificultades y sacrificios que afrontaron. Y son precisamente esos estados los más meditativos, los que cargados de ilusión y fe les hizo resistir y luchar por lo que creían.

Disfruta lo superficial, no tiene porque haber nada de malo en ello. Pero disfruta todavía más del proceso. Pues por muy mal que puedas pasarlo, pocas sensaciones se pueden comparar con aquella que nos lleva a cerrar los ojos y sentirnos realmente vivos. Sentir ese sentimiento de orgullo que nos hace sujetar la tierra con las manos.

En cualquier lugar que ves una persona exitosa, solo ves las glorias públicas, nunca los sacrificios privados necesarios para alcanzarlas. (Vaibhav Shah)

despierta belleza creatividad amar

DESPIERTA BELLEZA YA A LA VENTA

¡Abre los ojos a un mundo cargado de pasión y belleza! Acompañado de 100 conversaciones en narrativa y 40 poemas en prosa, Despierta belleza nos insta a ser más creativos en nuestras relaciones sociales y trasladar ese instinto a todas las áreas de nuestra vida. Promoviendo actitudes valientes que despierten al artista que llevamos dentro desde aquello que más hacemos: comunicarnos con nosotros mismos y con los demás.

6. Todo tiene un coste de oportunidad que debemos asumir

El coste de oportunidad es un concepto muy usado en economía por las empresas. Implica que para destinar recursos a una acción asumamos el coste de no destinarlo a otra acción diferente. Por ejemplo, si destinamos 5000 euros a invertir en oro, renunciamos a invertir esos 5000 euros en cualquier otra cosa que nos podría dar un mayor o menor beneficio.

El arte de ser sabio es el arte de saber qué dejar pasar por alto. (William James)

Durante nuestras vidas el coste de oportunidad siempre estará presente. Si por ejemplo queremos tener pareja, al conseguirla perdemos la posibilidad de estar solteros y encontrar quizá una pareja que nos satisfaga más en el futuro, o vivir más aventuras. Otro ejemplo, si nos levantamos más tarde de la cama, puede que disfrutemos de un mayor descanso, pero quizá estemos perdiendo la oportunidad de haber hecho un trabajo que nos aportara otras cosas.

Todo tiene su parte buena y su parte mala, no obstante el coste de oportunidad puede convertirse en un verdadero quebradero de cabeza para algunas personas. Sin embargo eso sería un desperdicio de recursos y perjudicaría nuestro bienestar. No podemos estar continuamente calculando ganancias y pérdidas. Mejor opción es confiar en nuestras decisiones, aceptarlas sean exitosas o no, e intentar siempre aprender y ver el lado bueno de estas.

7. Mientras el reloj marque nuevas horas, existirán nuevas ilusiones

La motivación está ligada a la realización de proyectos y sueños. Pudiendo ser estos a su vez muy variados. Quizá con 80 años de edad uno no se ilusione por ser una estrella del fútbol, pero sí puede hacerlo pensando en escribir un libro, disfrutando de compartir lo que ha aprendido a lo largo de la vida con sus seres queridos, o quizá le dé por aprender a pintar… Lo importante es no perder esa ilusión por soñar y emprender acciones que a cada uno le sean gratificantes, se tenga la edad que se tenga.

Nunca eres demasiado viejo para tener una nueva meta o para tener un nuevo sueño. C.S. Lewis.

8. La mayor sabiduría está a tu alrededor

Nuestras propias vivencias. Cada instante, cada momento y cada experiencia por simples que parezcan pueden estar cargados de sabiduría para aquéllos que están dispuestos a ver y sentir intensamente.

Una persona inteligente siempre intenta extraer ese conocimiento que nos brinda la propia naturaleza. Que está ahí únicamente por el hecho de existir. Es capaz de apartar las viejas creencias que ejercen presión en su mente. Es capaz de apartar el conocimiento que ya tiene en su memoria para que no distorsione su realidad, o de utilizarlo para crear algo nuevo adaptado al ahora. Sus percepciones son variables por decisión propia.

Observa, expande tu mente, rompe las barreras de lo que ya sabes, y ábrete al conocimiento que existe a nuestro alrededor mediante la reflexión.

Para adquirir conocimiento, uno debe estudiar; pero para adquirir sabiduría, uno debe observar.
Marilyn vos Savant.

9. El rey de los hábitos es el de la lectura

Con tan solo 13 años, después de años resistiéndome a leer las lecturas recomendadas por mis profesores, debido a que quería aprender a seducir a una chica que me gustaba, empecé a apasionarme por la literatura de autoayuda enfocada a la seducción. Y lo que partió como una necesidad, acabó convirtiéndose en de mis grandes pasiones.

Los libros pueden ser peligrosos. Los mejores deberían etiquetarse con “esto podría cambiar tu vida”.
Helen Exley

Actualmente acumulo muchos libros en casa, la mayoría de la sección de autoayuda. Merendándome artículos en saciedad como los que hoy escribo. De la seducción y la comunicación pasé a intersarme por libros sobre cómo conseguir el éxito, de ahí pase a la espiritualidad y el sexo (gracias al Tantra), y de ahí el siguiente paso fueron los libros sobre psicología. Sin contar los de marketing, ya que es lo que he estudié en la universidad.

No se cuál será la próxima materia por la que me sienta atraído. También me ha dado fuertemente por leer y escribir poesía. Fascinarme a mí mismo con la mágica exposición de palabras cargadas de sentimientos. No obstante, si de algo estoy seguro, es de que ningún hábito me ha aportado tantos beneficios y buenos momentos a mi vida como el de leer. Sin él, hoy no estarías tú leyendo estas líneas.

No importa lo ocupado que estés, debes encontrar tiempo para leer, o rendirte a la autoelegida ignorancia.
Atwood H. Townsend

10. Prepárate para depender únicamente de ti

El trabajo en equipo nunca ha sido tan valorado como en la actualidad. Muchos artículos y estudios lo avalan. No obstante hay que llevar cuidado, pues todo lo bueno puede tener su lado negativo como ya he apuntado antes.

Yo siempre he pensado que era mejor aprender y hacer algo, que pedir algo. Quizá sea mi Madre quien me inculcó esta creencia (siempre tan trabajadora). Me gusta confiar en las personas y delegar aquellas cosas que otros saben hacer mejor que yo. Hacer equipo y motivarnos unos a otros es maravilloso.

No obstante, además de que no siempre se cuenta con buenos equipos de trabajo, en la medida de lo posible, creo que las personas debemos cultivar nuestra propia individualidad. Entrenarnos para ser capaces de liderarnos y liderar a otros. Ser personas dinámicas capaces de hacer muchas cosas diferentes. Lo que nos permite ayudar a otros en sus áreas siempre que estemos desocupados (algo muy valorado por las empresas).

La individualidad es muy útil, pues aquellos que no temen enfrentarse solos a un problema, si por desgracia algún día no tienen más remedio que hacerlo, contarán con la confianza de que sabrán afrontar esa situación.

Para hablar siempre encontrarás a gente, para trabajar no tanta.
Al mismo tiempo, la individualidad es un tema bastante tratado por los libros de espiritualidad. Y es que aquél que cultiva el don de amarse y respetarse a sí mismo sin necesidad de la aprobación de los demás, difícilmente puede ser mermado ante las dificultades de la vida. Ni la dependencia emocional ni el apego pueden dañarle.

11. Crécete ante la presión, presiónate para crecer

Cuando te exiges a ti mismo el máximo potencial del que puedes ser capaz, irremediablemente estás elevando el listón de tus capacidades. Únicamente cuando somos sometidos a cierta presión nos damos cuenta de que aquello que antes evitábamos o creíamos imposible, siempre ha estado ahí a nuestro alcance.

Cuando no podemos refugiarnos en nuestras excusas y miedos, volviéndose inútil el poder justificar nuestra falta de acción, llega la esperanza. Empezamos a pensar que sí podemos hacerlo. No nos queda más remedio, y ante la imposibilidad de huir la mente que antes buscaba excusas, ahora empieza a buscar soluciones. Palabras que incentiven nuestro entusiasmo.

Esa presión puede venir desde fuera, o desde dentro de ti. Tú eres quién decide si quieres que otros sean quienes sitúen esas presiones sobre ti, o si prefieres anticiparte a ellos y ser tú el primero en exigirte siempre unos metros más allá. Uno metros más allá que te lleven siempre más lejos de lo que pensabas que podías alcanzar…

Meditación para alcanzar el éxito

Prueba mi audio de meditación que te ayudará a motivarte para que consigas tus metas. Resiste las dificultades, baja el volumen de los problemas, y obtén la energía y constancia que necesitas para hacer tus sueños realidad.

ALWAYS BEAT YOURSELF

SUPERATE SIEMPRE

El éxito se encuentra cuando persigues tus pasiones. Ningún éxito es duradero sin pasión. Ella es el fuego que alienta nuestro entusiasmo para que nunca se apague. Alimenta tus pasiones cada día. Sueña con ellas. Mírate arriba del todo en la escalera, pero con más fuerza mírate feliz en cada lucha del día a día. Así pasión y éxito siempre irán contigo.

#wearebrave

0/50 ratings

Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.