Bajo el revuelo de una suma incesante de miradas imprevistas aquí y allá, discotecas, pubs, bares… o como bien nos salga de la gana decirlo, son los ambientes reyes de la seducción.

¿A quién no le encanta respirar esa atmósfera tan seductora con todos sus ingredientes de baile, tensión sexual y moda?

Cómo empezar una conversación en bares y discotecas

Van aflorando los nervios… Alguien nos gusta y quizá tras una copa o dos que estén haciéndonos algún embriagador efecto, queramos lanzarnos a decirle algo. ¿Pero qué le decimos? ¿Cómo acercarnos para dar una buena primera imagen? ¿Qué respondemos si nos rechaza y nos manda a orbitar a cualquier otro sitio menos cerca de ella?

Veamos todas las claves…

¿La frase de entrada es importante?

Mucha gente se pone nerviosa buscando esas palabras mágicas que hagan que el otro se derrita a sus pies nada más escucharlas; lo que a menudo es una pérdida de tiempo y energía.

Lo más relevante al empezar una conversación en un discoteca no es lo primero que decimos, sino lo primero que proyectamos y la energía emocional que contagiamos. Pudiendo desarrollarse esa energía a través no solo de la primera frase, sino sobretodo de las posteriores. Por tanto lo primero que tenemos que preguntarnos es: ¿qué queremos contagiar? Porque a partir de ahí se desarrollará lo que vayamos a ir diciendo.

—¿Conocéis a mi amigo David? —espeta uno de mis colegas justo antes de empujarme, sin previo aviso, a un grupo de chicas que bailaban a nuestro lado. No pudiendo evitar reírme y poner algo nervioso.

—Lo siento chicas por esta intromisión, al parecer mi amigo Angel se ha propuesto matarme de vergüenza esta noche.

—¡Jajaja! No te preocupes, a nosotras también nos gusta hacer pasar vergüenza a alguna del grupo de vez en cuando.

—¿Osea que también sois un poco traviesas no? Ya decía yo que tenías cara de pillas, sobre todo tú que tienes cara de ser la peor de todas.

—Qué va, si yo soy la más buena —contesta la aludida con una clara ironía.

Concéntrate en cubrir necesidades emocionales

En el ejemplo del apartado anterior hemos visto el poder del sentido del humor dándonos sus tan fructíferos beneficios. Percatándonos de que no es tan importante el texto con el que empezamos nuestras conversaciones como la actitud que proyectamos al hablar. Lo que conseguimos en ese ejemplo fue divertir a nuestra audiencia; lo que sin duda es un gran comienzo para hacernos sentir deseables.

Está demostrado que a través de las neuronas espejo contagiamos lo que sentimos. Si sentimos miedos e inseguridades, eso es lo que contagiamos. Si sentimos que nos vamos a comer el mundo con una sonrisa, no nos faltarán comensales que nos acompañen. Aunque cuidado, pues muchos veces proyectar cierta vulnerabilidad también es atractivo…

En mi guía gratuita El don de la labia ya vimos un modelo de comunicación emocional basado en esos 5 ingredientes que nos ayudan a seducir cubriendo cualquier necesidad y adaptándonos a cualquier contexto. Un modelo que usaremos también para ligar en discotecas, por supuesto. Veámoslo en marcha empezando conversaciones en discotecas:

Ejemplo empezando una conversación cualificando

—Tienes que llevar cuidado tú y tu espejito mágico. Ha sido verte vestida con ese look rockero tan sexy que no he podido evitar acercarme a hablar contigo —espeto dejando ver la atracción sexual que me despierta—. Lo cual implica ciertos riesgos.

—Si que tienes poca capacidad de control —contesta con serenidad.

—Sí, de hecho creo que aunque el mismísimo Lucifer me lo hubiese prohibido amenazándome con una eternidad de pinchos oxidados y fuegos ardientes, hubiese buscando la forma de estafarle y haber venido igualmente. Quién sabe… podríamos ganarnos juntos las puertas del cielo.

Otro ejemplo de frase de entrada cualificando: Hola. Verás estaba allí con mis amigos y no he podido evitar fijarme en ti. Pareces una chica muy alegre y enérgica. Se te ve llena de vida.

Ejemplo buscando crear una conexión emocional

—Me encantan tus gestos, ¿sabes? Me recuerdan a esas niñas pequeñas que siempre tienen alguna trastada preparada pero que hagan lo que hagan, se lo acabas perdonando todo.

—No sé si eso es bueno o malo —contesta con una media sonrisa.

—¿Sacar el lado más tierno de la gente y a la vez tener tu toque travieso? Créeme, no hay nada mejor. De hecho una vez cuando era niño… (Aquí continuaríamos contándole una experiencia breve de nuestra infancia en la que tras hacer alguna trastada, poner cara de buenos nos sacó las castañas del fuego).

Otro ejemplo de frase de entrada con conexión emocional o romántica: Hola, llevo un ratito observándote y no sé porque pero no puedo dejar de hacerlo. No sé qué clase de droga le estás proporcionando a mis ojos…

Ejemplo generando tensión sexual

—Tienes que echarme una mano. ¿Crees que estaría bien que intentara seducirte preguntándote qué significado tienen tus tatuajes, o me recomiendas alguna otra forma? Estoy abierto a sugerencias.

—Lo siento, pero ahora mismo no me interesa conocer a nadie —espeta sin ser demasiado agresiva.

—Perfecto, como a mi me gusta dármelas de espiritual, podemos hacer una cosa. Voy a hacer como que no soy nada ni nadie, y te voy a decir lo que significa para mi ese tatuaje de un delfín saltando entre rosas.

—Mmmm, vale pero solo porque tengo curiosidad.

—Tal y como yo lo veo, la vida está llena de cosas bellas pero a su vez, cargadas de espinas. Como esas rosas y como tú —musito con sensualidad—. Pero si nos movemos por la vida dando alegres saltos como hace el delfín, descubrimos que son precisamente las espinas lo que hace que la aventura sea los suficientemente emocionante como para merecer la pena.

—No está mal, la verdad —espeta mostrándose cada vez más cautivada.

—Lo importante es no aburrirse. Algo que hago a la perfección cada vez que miro tus labios, dicho sea de paso —susurro con un leve sonrisa mientras estoy cada vez más cerca de ella.

Otros ejemplo de frase de entrada sexualizando: ¿Puedes dejar de bailar tan increíblemente sexy por favor? Sé que no voy a poder dejar de mirarte y si sigues bailando así me va a costar mucho controlar mis impulsos.

 


El comportamiento es un espejo en el que cada uno muestra su imagen.
Johann Wolfgang Goethe.

Descubre más sobre cómo empezar conversaciones en este artículo:
Cómo iniciar una conversación (Con frases y ejemplos)

Factores que influyen al ligar en discotecas

Entorno de alta competencia

Seamos realistas, ligar en una discoteca implica enfrentarnos a una competencia que puede ser feroz. Sobretodo entre los chicos, ya que si una chica te rechaza, probablemente no tenga que esperar más de 10 minutos a que otro chico vuelva a intentarlo. Algo que a menudo no nos va a favorecer y que es vital tener en cuenta para que consigamos comunicarnos de una forma inteligente.

De este modo lo primero de todo, principalmente para evitar desánimos, es aceptar que nos van a rechazar. Ya que gracias a la aceptación podemos liberarnos de presiones e inseguridades y dotar a nuestra mente de un mayor control de la situación.

Por tanto es importante enfocarnos en contar con soluciones proactivas a esas negativas en lugar de intentar evitarlas, pues ese intento de evitarlas podría cohibir los rasgos naturales más atractivos de nuestra personalidad. Veremos que aunque seamos rechazados, podemos seguir jugando de manera que hagamos de ese rechazo algo meramente transitorio.

La importancia de la primera imagen

En ambientes de fiesta la imagen cuenta y mucho. Tanto nuestro lenguaje no verbal, aquello que hacemos, las actitudes que proyectamos, como la ropa que llevamos, hablan mucho de nosotros incluso antes de decir nada.

Mentalmente tendemos a categorizar a la gente que se encuentra a nuestro alrededor. Todos lo hacemos. Abriendo la puerta hacia las personas que percibimos afines o a aquellas que nos llaman la atención, y cerrándolas a aquellos que en un primer momento no nos atraen.

Por ejemplo, no es lo mismo ir a una discoteca donde ponen música rock y la gente suele llevar looks casuales, que a una discoteca de moda donde los asistentes vayan vestidos de una manera más elegante. Siendo de vital importancia adaptarnos al contexto en el que nos vamos a encontrar pero sin perder aquello que nos gusta y dice algo de nosotros.

Coherencia

Un chico que mida 1,70 cm por muy guapo e ingenioso que sea es obvio que lo va a tener muy complicado para ligar con una chica de 1,85 cm. Podrá hacerlo, sí. Todos lo hemos visto, pero intentemos ser coherentes e intentar seducir a las personas más afines tanto a nivel físico como psicológico.

Si mides 1,70 por muy guapo e ingenioso que seas es obvio que una chica de 1,85 te lo va a poner muy complicado.

Ten presente que personas son más afines a ser seducidas para ti. Tengo amigos que consiguen ligar con chicas muchísimo más guapas que ellos e incluso mucho más altas, no digo que no se pueda. No obstante las posibilidades de éxito son menores que si encuentras a chicas más acordes a ti y con las que te puedas sentir más cómodo.

5 Claves para ligar en discotecas

Veamos ahora algunos consejos que nos ayudarán a contar con más posibilidades de triunfar.

Evita en lo posible los grupos de dos

Difícilmente una chica dejará sola a su amiga por irse a hablar o a bailar con un chico, de forma que para tener éxito en este tipo de grupos vas a necesitar de un amigo que entretenga a la otra chica o hablar con las dos a la vez. No obstante, muchas veces verás que incluso yendo en grupos duales se muestran muy receptivas. No subestimes los grupos de dos, pero en estas ocasiones procura que ninguna de las dos se acabe quedando sola y descolgada. Ya que por más que le estés gustando a una de ellas, es poco frecuente que la vaya a dejar abandonada a su suerte.

Intenta hacer contacto visual con la chica antes de hablar con ella

Ligando en discotecas en muchos casos las chicas pueden sentirse un poco intimidadas y pillarles a contrapié que de repente un tío aparezca y le diga de bailar o conocerse, por eso tienden a rechazarlo. Para ligar en discotecas el juego empieza antes. Si consigues que se percate de tu presencia con el contacto visual antes de abrir aumentaran tus posibilidades de éxito. Ya sabemos que el lenguaje no verbal es muy importante en las discotecas. Por tanto, si trabajas tu mirada y tu lenguaje no verbal de una manera activa y vas fluyendo, al final lograrás que tu presencia se imponga sobre los demás.

Sé directo en la mayoría de los casos

En las discotecas el juego se intensifica. Las chicas van a conocer chicos y los chicos van a conocer chicas, por tanto mejor evitar ocultar nuestras intenciones, a que piensen que somos chicos inseguros. Una actitud valiente y natural es muy atractiva.

Al abrir intenta dar un “Qué”, un “porqué” y un “para qué”

Imagínate que estas en una discoteca con tus amigos y de repente viene un tío y se pone a hablar con vosotros y se acopla en vuestro grupo. Además, lejos de ser creativo os empieza a hablar de chorradas. Tu pregunta sería, ¿este tío qué coño quiere? De ahí la importancia de resolver esta duda ya de entrada.

Al iniciar la conversación evita las preguntas cerradas

Si tú preguntas si quiere bailar, y ella no te conoce absolutamente de nada, lo más seguro es que te estampen un “NO” aunque físicamente les gustes. Si preguntas si te quiere conocer, la respuesta será la misma. Evita las preguntas cerradas que impliquen a la chica dar una respuesta de si o no en si quiere hacer una cosa u otra. Sin tiempo para analizar y decidir la respuesta menos arriesgada siempre es quedarse igual, osease, el no.

Aprende a gestionar el rechazo

La gestión del rechazo es aquello que decimos y hacemos para ganar espacio temporal o producir un avance. Cuando hablamos de ganar espacio nos referimos, tal y como si fuera un proceso de negociación, a conseguir más tiempo en esa interacción o la oportunidad de seguir avanzando. Si por ejemplo una chica nos rechaza diciendo que ha venido a bailar con sus amigas, la gestión de ese rechazo nos ayudará a ganar tiempo.

Puedes aprender a gestionar el rechazo de dos formas a nivel emocional, con tensión sexual o con sentido del humor. Para ligar en discotecas esta gestión del rechazo es quizá lo más importante para tener éxito, si conseguimos gestionar los rechazos de forma eficaz no tendremos miedo a cometer errores, pues sabremos darle la vuelta a la tortilla.

¡Descubre todo lo que necesitas para gestionar rechazos aquí!

Para finalizar, rompamos algunos tópicps…

¿Se puede conocer a alguien especial en una discoteca?

En mi trayectoria como coach he conocido tanto a chicos como a chicas que no se sentían muy cómodos ligando en estos ambientes bajo la creencias de que en ellos no conocerían a ese amor de su vida que tanto anhelaban.

Son muchos lo que caen en este tópico que para mi es totalmente descabellado, pues ¿quién a día de hoy no ha ido a discotecas con relativa frecuencia? En mi caso la mayoría de las relaciones que he tenido han sido fruto de conocer a chicas en dicho ambiente. Chicas que posteriormente pudieron convertirse en aventuras pasajeras de rollos rápidos pero también relaciones largas.

¿Se puede conectar emocionalmente en estos ambientes?

A raíz del tópico anterior surge otro que he visto cobrar fuerza por la incapacidad de mucha gente de crear conexiones emocionales intensas. Defendiendo la endeble hipótesis de que ligando en discotecas no se puede conectar emocionalmente y amparando sus argumentos en las limitaciones por el volumen de la música, en que cada cual va a su bola, etc, etc.

El que solo busca limitaciones las encuentra por todas partes. Ahí afuera y en lo más profundo de su propio ser. Es la búsqueda de lo positivo; de la imprevisible belleza escondida en las profundidades del momento lo que nos potencia. Y con todo ese poder, acabamos encontrando fortalezas donde otros solo ven motivos para retraerse.
#wearebrave

En resumen: excusas que surgen de mirar hacia las limitaciones del contexto en lugar de pensar en cómo hacer las cosas mejor para convertir esas limitaciones en fortalezas para uno mismo.

brave jungle

#captivatesensations

Sé un amante de la aventura. Amante de aquellas experiencias que no podemos describir con palabras y suponen un reto para la propia poesía interior. Aventurándonos hacia los descontroles del mundo. Sintiendo que llevamos el amor incandescente en un bolsillo y una sonrisa traviesa en el otro. Abiertos hacia la rebeldía que fundamenta nuestro instinto creativo.

¡Suscríbete a la newsletter!

Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *