Cómo durar más en el sexo: 9 claves de cama

¿Estás listo para el buen sexo? Disfruta de mucho más tiempo en la cama, controla tu eyaculación y adelanta la de ella. Excita y seduce, y obtén el enfoque adecuado para durar más en el sexo.

En este artículo veremos las claves para durar más tiempo en el sexo y tener unas relaciones sexuales más placenteras de forma natural, sin truquitos inútiles de dudosa efectividad, basándonos en el poder de nuestra mente. Vamos a sacar a relucir ese potencial interno que todos tenemos y de esta forma poder hacerlo brillar para prolongar nuestras relaciones sexuales.

¡Y además lo haremos con sentido del humor, para que nada se olvide!

1. Controla el autosabotaje en la cama

Lo siento chicos, pero de nuevo nos vemos obligados  a adentrarnos en la espesa niebla de nuestras inseguridades, y en este artículo no es otra que…

“EYACULACIÓN PRECOZ…. MIERDA QUE ME VOY A CORRER YA… JODER QUÉ BUENA ESTÁ, ME VOY A IR EN SEGUIDA… ESPERO QUE LLEGUE AL ORGASMO… ¡DIOS MIO! ESTOY APUNTO DE CORRERME… BLA BLA BLA”

Esas son algunas de las frases, aunque cada uno tendrá las suyas personalizadas, que arrasan nuestra mente como un huracán de lejano oriente y animan a nuestros pequeños amiguitos hijos de puta fabrica-hijos, a navegar hacia las oscuras profundidades del paraíso de la chica. O dicho de otro modo, a corrernos cuanto antes.

¿Por qué aparecen estas frases?

  1. Inseguridad: La mayor parte de las veces sin argumentos de peso, nosotros mismos nos las generamos.
  2. Fallos de enfoque: Concebir el sexo como un fin, en lugar de como un camino de disfrute.

Vamos a centrarnos en el segundo. Cuando nos obsesionamos en que no nos pase algo, ¿qué nos suele pasar? Que nos dan por el culo y un dios primitivo descarga toda su ira sobre ti para joderte. Y ¿por qué nos obsesionamos con aguantar más en la cama? He aquí la respuesta a tus plegarias:

PORQUE LO VES COMO UN FIN EN LUGAR DE COMO UN PROCESO DE DISFRUTE. AGUANTAR MÁS IMPLICA QUE EXISTA UN FINAL.

2. Cambia el enfoque: De un fin a un medio

En varias ocasiones me han preguntado: ¿Cómo es posible que llevemos más de una hora follando, yo ya me haya corrido varias veces, y tú sigas sin correrte y pidiendo más y más?

Mi respuesta siempre es la misma: me encanta el sexo, disfruto muchísimo teniendo sexo y para mí lo menos importante es correrme.

Seamos sinceros. Correrse son 5 segundos o menos, sentir a la otra persona, sentir su pasión, su instinto animal, verla disfrutar, y concentrarme en las sensaciones de placer que me despierta es lo que de verdad me importa. Con lo cómodo y agusto que se está en la cama con esa persona que nos gusta, ¿qué prisa hay?

¿Cómo aguantar más en la cama? ¿Cómo disfrutar más? Que os parece si casamos estas dos preguntas, y las convertimos en una frase: céntrate en disfrutar del sexo aceptando y alabando toda su belleza, y no querrás correrte hasta que el cansancio de tu cuerpo te obligue.

Si percibes el sexo de esta forma, como un acto de disfrute infinito en el cual tu objetivo es únicamente disfrutar cada instante y cada sensación centrándote en que la otra persona lo disfrute todavía más,  sin un fin concreto, conseguirás controlar tu eyaculación.

3. Durante un partido se hacen muchas cosas

Bien, hasta ahora hemos visto el “Problema mental”, pero el querido lector dirá: Colega, si te pones tú encima de una tía y empiezas a darle todo lo suyo a pistón fijo,  físicamente te corres enseguida, seas Tántrico, Mántrico, Léxico o tengas neuronas alienígenas en la polla.

Y, efectivamente, mi querido lector tendrías toda la razón del mundo. Yo no soy un ser privilegiado ni he nacido con dos pollas, y la única forma de aguantar realmente en la cama es combinar lo mental ya mencionado, con ciertas técnicas y acciones.

¿Técnicas? ¿Qué técnicas?

En el sexo no todo es ñaca ñaca, al igual que en el fútbol no todo es chutar a puerta. El haberle metido la polla no significa que para salir tenga que salir vacía. Me explico.

La concepción sexo preliminar, es para mí un concepto erróneo. Todo es sexo, el sexo preliminar prepara, estimula y excita (y humedece) hacia la penetración, pero no por eso debemos abandonarlo.

Estamos hablando de que el sexo para nosotros es un disfrute, un proceso que auténtico disfrute. Probablemente, aunque yo ya le haya “comido todo lo suyo” antes de penetrarla, a mitad de la partida me apetezca repetir postre y ya que estamos, relajar un poco mi excitación e invertir en alargar el proceso sexual.

Probablemente, yo esté a punto de correrme y decida sacar al colega del paraíso y seguir estimulando a mi pareja con esos deditos con los que pulso R1+R2 cuando juego a la Play.

PROBABLEMENTE, yo sea muy cariñoso y me apetezca parar para abrazarla mientras me mantengo dentro de ella, y de paso decirle cosas bonitas al oído y/o darle las gracias por todo lo que me está haciendo disfrutar.

PROBABLEMENTE, me apetezca cambiar de postura por una que sé que me pone menos, porque si sigo en esta me voy a correr y quiero seguir disfrutando más tiempo del sexo.

De esta forma, con una actitud mental adecuada, más el uso de estas técnicas super inteligentes y super molonas que seguro a nadie se le habrán ocurrido nunca, y seguro a nadie se le ocurre ninguna otra, podemos multiplicar nuestro tiempo y disfrute en la cama e impartir envidia a nuestros vecinos colindantes que arrastran sillas a las 7 de la mañana los sábados.

4. Descubre cómo controlar tu nivel de excitación

La excitación es un juego mental. Si intentas meneártela viendo un partido de fútbol, a menos que te pongan los jugadores o que no paren de enfocar a modelos atractivas en la grada (cosa que en los mundiales se lleva mucho) difícilmente conseguirás correrte, a no ser que te disperses del partido y empieces a imaginar por tu cuenta.

Durante el sexo la excitación parte de esa sexualidad que sentimos. No podemos durar más tiempo en la cama si nosotros mismos autoestimulamos nuestra sexualidad a la vez que hacemos el amor.

Ojo, no estoy diciendo que vayamos a ponernos a repasar la lista de la compra o a pensar si mola más el Samsung Galaxy o el iPhone de Apple. Probablemente esto nos haga concentrarnos inútilmente en nuestro intento de no corrernos y sea contraproducente. A lo que me refiero es a controlar nuestra mente para autoestimularnos más o menos a través de las sensaciones y deseos.

Lo realmente efectivo en este sentido es poner la mente en blanco en los momentos de más excitación, lo que nos permite relajarnos y evadirnos de una forma meditativa.

Esto tiene su truco y al principio no es sencillo, aunque para aquellos que estéis acostumbrados a meditar os resultará más fácil. Poner la mente en blanco mientras nos concentramos en mantener una respiración pausada y profunda, hará pues que podamos prolongar la eyaculación siempre que lo requiramos y así durar más en el sexo.

Los momentos de máximo riesgo son en los que nuestra pareja está a punto de correrse (verla excitada nos excita más a nosotros) y en los que su forma de follar o lo que nos dice mientras lo hacemos, nos excita más. Son en esos momentos donde tenemos que anticiparnos a esos picos de excitación. Los preveemos, vemos como nuestra chica se empieza a alterar más y más, y entonces entramos en acción antes de que sea tarde.

 5. Habla y seduce durante el sexo

Ya hemos hablando de concentrarse en la pareja, en que ella disfrute y en excitarla lo máximo posible, cambiando así el foco de atención de nosotros (o de un supuesto miedo a correrse pronto) hacia ella.

Otra forma de cambiar ese foco de atención es excitarla con la palabra. El boom de la novela erótica nos lo pone fácil. Cada vez son más chicas las que quieren que un hombre les excite “diciéndole guarradas” mientras están haciendo el amor en la cama.

Lo verdaderamente importante para controlar la eyaculación y durar más tiempo, es que al estar pendientes de decirle o hacer cosas que la exciten nuestra mente se evade, cambiamos el foco de atención, por lo que aguantamos mucho, muchísimo más, pero es que como además estimulamos su sexualidad, ella tarda muchísimo menos. Con esto conseguimos retrasar nuestro orgasmo, y adelantar el suyo.

6. No te conformes con uno cuando puedes ser muchos

A principio, cuando comencé a tener relaciones sexuales, me concentraba en durar lo suficiente como para que la chica se corriera antes que yo, y a justo después de su orgasmo correrme yo. Craso error.

Ahora busco que la chica se corra cuantas más veces, pues mejor. Yo no tengo ninguna prisa ni la necesidad de que eyaculemos al mismo tiempo. El objetivo es que el sexo sea duradero y muy placentero, si por el camino ella tiene varios orgasmos (o muchísimos, pues es increíble hasta cuantos pueden llegar a tener algunas chicas) pues eso que se lleva ella.

7. Olvídate de las tonterías que se suelen decir para durar más en la cama

Cosas como que hay que ponerse preservativos gruesos o retardantes, pueden ayudar. Pero no dejan de ser tonterías, pues el verdadero control está en nuestra cabecita, como ya hemos ido comentando.

Otra de las tonterías que se dicen mucho es la de masturbarse antes porque baja nuestra excitación, pero volvemos a lo mismo, es algo que puede ayudar, pero no es algo realmente efectivo y por el contrario disfrutamos menos del encuentro sexual.

Al final tanto una tontería como la otra, nos sirve para darle más importancia al problema, y cuanto más pensemos que podemos corrernos pronto, más posibilidades habrá de que ocurra, pues más energía le estamos dando (esto suena a ley de la atracción).

8. Vigila tu alimentación

Una buena salud y nutrición también nos puede ayudar a encontrarnos mejor físicamente. Aquí encontrarás un artículo donde te comentamos varios alimentos que te ayudarán a tener mejores erecciones.

Viagra natural: Cómo conseguir una erección duradera

9. Conviértete en un sibarita sexual

Cuanto más sepas de sexo, más motivado te sentirás a que este dure para ir poniendo en práctica todo lo aprendido y menos te concentrarás en evitar correrte en poco tiempo. En el mundo del sexo hay muchas técnicas, posturas, juguetes, experiencias… Merece la pena conocer todo eso.

Si quieres descubrir más artículos que te ayuden a mejorar tus relaciones sexuales, puedes pinchar aquí y echar un vistazo al que te interese. También puedes dejar tus comentarios debajo de este artículo y te contestaré con la mayor brevedad posible.

 

Deja un comentario