La nostalgia es un sentimiento en el que experimentamos anhelo hacia situaciones pasadas, actitudes, habilidades o rasgos de nuestra personalidad que tuvimos en el pasado y ahora no encontramos.



Mientras que un suave y delicado paseo por nuestro pasado puede ser muy positivo, el terrible error ocurre cuando se comienza a comparar y bajo la sensación de que en nuestro pasado estábamos o éramos mejores que ahora.

Dice el dicho: Cualquier tiempo pasado siempre fue mejor.

Pero esto no es cierto. Es un efecto mental producido por la nostalgia.

Nostalgia por añorar el pasado

¿Cualquier tiempo pasado siempre fue mejor?

Algunos se quejan de que su pasado fue horrible, pero muchos de ellos se han fortalecido en el y ahora disfrutan de mejores vidas. Aunque siempre queden cicatrices.

El mayor drama lo tienen los que añoran su pasado y siempre lo ven mejor que su presente o sus expectativas de futuro, porque así nunca se sentirán satisfechos con nada. Tanto si es positivo como si es negativo, el pasado sirve para conectar con nuestros recursos y aprendizajes, y para recrearnos en su más placentera visualización. Pero nada más.

Si comenzamos a caminar por el pantanoso camino de la comparación entre nuestro ahora y nuestro pasado, podemos perdernos en los confines de una nostalgia que es firmemente destructora. Nos evadimos del que creemos es un presente peor (nuestra realidad), para refugiarnos en la pena de no poder revivir momentos de felicidad anterior.



¿A qué suena mal?

Muchas terapias psicológicas fracasan precisamente porque estancan al paciente en revivir una y otra vez acontecimientos pasados y emociones ya caducas. Tenemos que realizar un ejercicio de aceptación, dejando marchar el tiempo y creando ilusión mediante pasos firmes hacia un futuro mejor.

despierta belleza creatividad amar

DESPIERTA BELLEZA YA A LA VENTA

¡Abre los ojos a un mundo cargado de pasión y belleza! Acompañado de 100 conversaciones en narrativa y 40 poemas en prosa, Despierta belleza nos insta a ser más creativos en nuestras relaciones sociales y trasladar ese instinto a todas las áreas de nuestra vida. Promoviendo actitudes valientes que despierten al artista que llevamos dentro desde aquello que más hacemos: comunicarnos con nosotros mismos y con los demás.

¿Cómo alimentamos la nostalgia?

Una trampa de nuestra imaginación

La nostalgia se va potenciando con nuestros pensamientos en nuestro transcurso imaginativo entre el pasado y el futuro. La creamos mediante la imaginación.

Si por ejemplo, tenemos dudas sobre que vamos a hacer en el ámbito laboral en el futuro, quizá porque estemos algo estancados, recurrir a la nostalgia del pasado sería imaginar como hace años nos sentíamos mucho más seguros o con sueños de éxito mucho mayores que los conseguidos.

Este es un ejemplo que se ve mucho en las películas, cuando el protagonista cuenta: Recuerdo que hace años atrás tenía una vida cargada de sueños. Me comía el mundo. No había nadie que pudiera conmigo. Y ahora mírame, estancado en un trabajo sin futuro.

Esta clase de pensamientos puede generarnos sentimientos profundos de culpa. Nos sentimos tan decepcionados por nuestra situación actual al comprarla con nuestras perspectivas pasadas, que comenzamos a destrozarnos psicológicamente y sin piedad.

Pon tu atención en lo que tienes y en lo que puedes conseguir y serás feliz. Pon tu atención en lo que perdiste o no conseguiste, y nadie podrá salvarte del pozo de la tristeza.

Tú tienes que evitar esta actitud. No caigas en sus garras. Podemos recordar nuestros éxitos pasados o lo mucho que disfrutamos, o incluso lo guapos que éramos, pero siempre desde una actitud amorosa hacia nuestro presente, y una actitud de crecimiento cuando alzamos la vista a nuestro futuro.

Empieza a combatir la nostalgia



Focalízate en dar lo mejor ahora y en tu futuro

Detente un segundo y piensa, el pasado ya no existe. Yo ya no soy esa persona que fui. Pero ahora puedo ser mejor y disfrutar más. Ahora puedo idear nuevas aventuras e ilusiones que me aporten energías.

Es ahora el momento en el que decido avanzar hacia un yo mejor. Es en este momento donde visualizo un futuro a mi gusto, y tomare acción ahora. Estoy ante la línea de salida. Dejaré atrás las dudas y los sentimientos de culpa, porque en nada me favorecen. Volveré a la línea de salida. Es mi momento de renacer y de volver a iniciar una nueva aventura en mi vida. Cierra los ojos y siente este nuevo renacer.

Ama y desea lo que quieres ahora, y simplemente haz lo que tengas que hacer para conseguirlo. Si en algunos momentos tienes que pasarlo mal, celébralo, porque así tu victoria gozará de más dulzor, o jódete y resiste, porque no has nacido para tirar la toalla. Todos hemos tirado la toalla alguna vez, y todos nos hemos arrepentido de hacerlo cada una de esas veces. Esto nos ha pasado siempre.

No imagines que hubiese podido ser si hubieses sido como eras en X momento de tu pasado. Quizá hubiese sido peor, pero tu mente te engañará para que solo veas lo que podría haber sido mejor.

El ahora es tu papel, y hacerlo es escribir tu historia. Caemos y nos reinventamos a cada momento y el mejor resultado es nuestro yo actual. No desistas, sigue y sigue una y mil veces. Así se llega a la cima. Tu cima. La que tu imaginas…

De esta forma crearás un punto de inflexión. Un punto de apoyo en tu presente. Dame un punto de apoyo y moveré el mundo. Cada movimiento de nuestro cuerpo se basa en esa ley de la física. Siente, avanza y sueña.

Descubre más para aumentar tu confianza y seguridad en:
Cómo mejorar la autoestima: Guía definitiva de 7 factores

ALWAYS BEAT YOURSELF

SUPERATE SIEMPRE

Desde tu ahora crearás las palancas que te permitirán llegar más lejos que nunca. ¡Cárgate de ilusión y emprende acción! ¡Este es tu momento! Siempre lo ha sido. ¡Aprovéchalo!

#wearebrave

0/50 ratings

Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.