Vigila tus creencias, tu autoestima está en juego

Si a una persona no le ha ido bien en sus estudios, quizá por una mala organización o falta de empeño, la repetición de cierto número de fracasos le lleva a generar un creencia como la de “A mi estudiar se me da muy mal”, y abandonar los estudios cuando quizá era perfectamente capaz de sacar excelentes resultados académicos.

Las personas nos sentimos manipuladas en nuestro día a día por ese condicionamiento pasado, de forma que acabamos creando en nosotros mismos un gran número de creencias que no nos favorecen de cara a conseguir aquello que deseamos, lo que nos lleva a sentir frustración y resignación por no cubrir nuestras necesidades.

Formar nuestra identidad y nuestras creencias de esta forma puede llegar a resultar absurdo. Tengamos en cuenta que la mayoría de las personas se enfocan en conseguir logros en el corto plazo, se llenan de ilusión y se lanzan a la carga sin pensarlo, pero las cosas que merecen la pena no son sencillas y el golpe no suele tardar en llegar.

En la sociedades de consumo nos hemos acostumbrado a obtener lo que queremos o necesitamos rápidamente, y nuestra paciencia va cada vez en descenso. Una persona perfectamente capaz de ser muy buena en algo, puede acabar abandonando rápidamente ante pequeñas frustraciones. Puede decirse, definitivamente, jugar al baloncesto no se me da bien. Y eso lo dice cuando ha estado jugando un par de tardes con personas que llevan años haciéndolo.

El consejo es sencillo, antes de estructurar y formalizar pensamientos en tu mente, detente un segundo y analízalos bien, pues es posible que muchas de esas creencias que te impongas sean falsas y para lo único que te sirvan sean para reducir tu autoestima, frustrarte o sentirte menos capaz y predispuesto a luchar por esa u otras cosas.

Una forma de hacerlo es la empatía, y para eso iremos al ejemplo anterior. ¿De verdad crees que vas a jugar al baloncesto a un nivel parecido que alguien que lleva años haciéndolo? ¿Sería eso justo? Y si nos empieza a llamar la atención tocar la guitarra…

Otra forma, el sentido común: ¿Sería razonable que intentásemos tocar un tema de AC/DC en nuestra primera toma de contacto, y al no conseguirlo pensar que la guitarra no es lo nuestro? Sé que parece una tontería visto así, pero a nivel subconsciente vea a muchas personas con creencias formadas de esta forma. ¡No lo hagas!

Si no estás dispuesto/a a hacer el sacrificio que lleva llegar a ser exitoso en algo, pues tienes otros intereses, no lo asumas.Yo no estoy dispuesto a aprender a tocar la guitarra, no por que no me guste, sino porque prefiero aprender más sobre otras cosas como la psicología, o seguir perfeccionando mi forma de escribir. Cada uno tiene sus intereses. Pero no por eso voy a decirme a mi mismo que soy un “manta” tocando la guitarra y que no he nacido para eso. Uno debe asumir los retos desde un punto de partida claro, desde la aceptación de que está dispuesto a involucrarse y comprometerse con esa sueño durante largo tiempo.

No me juzgues por mis éxitos, júzgame por las veces que me caí y volví a levantarme.

Nelson Mandela

Reflexiona, echa mano de tus recuerdos, y busca cuantas veces has caído en ésta trampa. Revisa las creencias que te has impuesto a ti mismo por culpa de la trampa del corto plazo, y sánalas. Automáticamente, siente como te liberas de las presiones que estas creencias imponían en tu autoestima y tus capacidades. Cierra los ojos. ¡Visualiza como se van! Notarás como te empiezas a sentir mejor, y tu confianza en ti crece por momentos.

Descubre mi guía para aumentar la autoestima de forma definitiva:
Cómo mejorar la autoestima: Guía definitiva de 7 factores

#BeBrave #DavidJungle

#Disfruta #TuAhora #TusEmociones

Si te ha gustado este artículo compártelo pulsando en los botones de las redes sociales o deja un comentario.

© BRAVE JUNGLE.
Si hemos de fracasar, fracasaremos. ¿Dónde está el problema? Aprenderemos de cada uno de nuestros fracasos. Atentos y expectantes a saborear con intensidad los éxitos que día a día llegarán. Fieles a nuestro propio camino, no hay nada que temer. Únicamente seguir caminando pese a los tropiezos.

¡Suscríbete a Be Brave!

 

 

2 replies on “Vigila tus creencias, tu autoestima está en juego

  • CONSUELO

    Genial, simplemente genial, tu capacidad para decirme lo que necesito oir, es increible David, cómo acaricias mi alma y de qué manera das respuesta a mis inquietudes,… mágico, como la vida misma. Contigo la magia existe, no hacen falta trucos. Gracias por estar en mi camino y por todas las flores que cada día pones en él…..

    Responder

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.