Cómo afrontar dificultades con confianza: Ama el reto

Seguramente la capacidad para afrontar dificultades con confianza y solventar problemas, sea uno de los requisitos más valorados por cualquier persona o institución.

Dentro de esta capacidad, necesitamos conocimientos y experiencia para elevarla a su máximo renglón. Pero no nos engañemos, hasta los más jóvenes y novatos han conseguido hacer gala de una capacidad para afrontar los retos casi divina.

Esto se debe a que la actitud siempre multiplica. Si tenemos una actitud apasionada hacia nuestros retos y nos plantamos rectos y confiados ante ellos, conseguiremos que cualquier dificultad pase a hacerse añicos.

¿Nada de esto te suena a chino verdad? Todos lo hemos visto, y no solo en las películas. Es una realidad palpable. Pero, ¿cómo podemos adoptar nosotros esta actitud tan poderosa y resolutiva? El primer paso, es amar el reto.

Afrontar dificultades amando el reto

Haz crecer tu confianza

Si intentas evitar las dificultades de la vida a toda costa, nunca serás libre. Nunca alcanzaras un nuevo potencial en ti.

No estoy diciendo que te busques problemas innecesarios. No estoy diciendo que te hagas la vida más difícil si puede ser más fácil. Lo que estoy diciendo es que seas valiente ante la adversidad. Amar el reto te hará amar la vida en sus profundidades. Sin temer a sus tinieblas. Pues contarás con la luz del amor iluminándolo todo desde tu interior.

Tu valentía y tu confianza en ti es un reflejo de tu actitud mental. Si aceptas la vida con optimismo y superación, nada podrá evitar que te levantes. Podrás tropezar e incluso morder el polvo. Pero eso nunca te detendrás. Ama el reto y el amor te levantará una y mil veces para hacerte cada día más fuerte. Tu entusiasmo siempre se renovará. Tu fuerza siempre irá a más.

El sufrimiento es una opción

El dolor y la adversidad es inevitable, pero el sufrimiento es una opción. Ahora es tu oportunidad para marcar una diferencia. La diferencia de declarar que tú eliges cómo sentirte ante las dificultades para no caer ante ellas.

Elige transformar el dolor y la angustia en bellas flores. Haz de ellos tu caballo de batalla. Se que suena difícil, quizá un poco raro, pero la práctica hace al maestro.

Hay quién se pasa la vida evitando el dolor, pero quién evita el dolor evita así la vida también. Son dos partes de una misma moneda. Dolor y vida van unidos. Lo importante es saber interpretar ese dolor para que no te haga sufrir. Se trata de hacer que la conciencia lo libere.

Para conseguir esto a mi personalmente me gusta más la prevención que la actuación. La forma para prevenir el sufrimiento, y no así el dolor, es la meditación. Se trata de soltar. Mirarlo frente a frente para después dejarlo marchar de tus emociones. No se irá de tu memoria, pero si dejará de hacerte temblar.

Descubre un técnica breve y efectiva para:
Mantener la calma

Dile a tu mente que así es mejor

Amar el reto es decirle si a la vida. Puede que así la veas más divertida y emocionante. Es decirle si al ahora. Puede que así te sientas con muchas más energía y motivación. Amar el reto es decir te quiero y creeré siempre en ti pase lo pase.

Con esta actitud, podemos afrontar las dificultades sin miedo. Como si se trataran de un juego. Así es mejor, es más divertido. Quizá al principio no te lo creas, por eso necesitas práctica. La vida nos plantea pequeñas dificultades diarias. Es en esas dificultades donde tienes que repetirte una y otra vez: Amo el reto, así es mejor, así viviré más intensamente y con más pasión.

Esto le mandará un mensaje a tu mente a menudo temerosa y escapista. Le dirá que sea valiente, para de este modo, cuando lleguen dificultades más grandes, ya haya adoptado el hábito de afrontarlas y buscar las soluciones pase lo que pase y así superarlas.

Mi experiencia trabajando el Liverpool

Para mi la palabra que mejor define el camino de vivir el ahora y ser feliz es: Apreciación. En eso se basa gran parte de la conciencia. En eso se distinguen los que ven, de los que no ven. Es una cuestión de saber apreciar. Pero no se limita a apreciar lo que uno tiene. Ese es uno de sus puntos importantes, pero la apreciación va mucho más allá. Consiste en saber apreciarse a uno mismo y a los demás con sus virtudes y sus defectos. Como cuando estamos enamorados de alguien y hasta aquellas cosas que podrían molestarnos de ella, gracias a la apreciación del enamoramiento nos resultan graciosas. Con la apreciación distinguimos y valoramos las bellezas del mundo, y conseguimos ver belleza donde otros no ven más que desechos. No olvides tener presente esta palabra: APRECIACIÓN. Y cada vez que te sientas triste o la felicidad haga ausencia en tu compañía, no busques desesperadamente los motivos sin antes pregúntarte: ¿Estoy sabiendo apreciar lo que soy, lo que la vida me da y lo que tengo? Con esos tres puntos de apreciación mantenidos en el tiempo, alcanzas esa felicidad y también esos éxitos que anhelas, pues tu potencial creativo para descubrir y disfrutar se dispara y consigues ver en lugar de únicamente mirar. #DavidJungle #BeBrave

A post shared by David Jungle (@davidjunglebj) on

Recuerdo cuando mi Jefe en Liverpool me decía:

¿David, cuando vas a poder hacer tu trabajo más rápido para cumplir los estándares de la compañía? Yo le contestaba. Llevo 3 días trabajando aquí. Nunca he trabajado de esto. Quizá dentro de una semana.

En ese momento él se cruzaba de brazos y me contestaba: Tomorrow no, RIGHT NOW! Mañana no. ¡Ahora mismo!

Como le hecho de menos…

Y es que vivir el ahora no sólo implica disfrutar del presente y de sus maravillas. También es exigirse a uno mismo su máximo potencial. Porque solo así podemos permitirnos crecer. Sentirnos presentes en nuestro cuerpo y en nuestra mente dándolo todo. Solo si nos acostumbramos a afrontar dificultades con confianza todos los días, nos prepararemos para superar cualquier cosa. Para que ese dolor no nos destroce con sufrimiento.

Mañana no. ¡Ahora mismo!

Quizá no lo consigas ahora mismo. Quizá necesites más entrenamiento. Pero si te esfuerzas por intentarlo con todas tus fuerzas, lo acabas consiguiendo antes de lo que tu mismo imaginabas que podías.

Nunca le discutí a mi jefe allí. Cuando alzaba la voz no le cogía rencor. Le daba las gracias pasados unos días porque me había permitido ser mejor. Nunca perdí mi sonrisa y nunca le critiqué. Al mes y medio, me dio el mejor puesto de trabajo de toda la tienda y con el mejor horario.

Acepta la vida como viene para luchar después

La ira no nos lleva a nada bueno. ¡La vida es como es! Puedes aceptarla, mantener tu buen humor y luchar por lo que quieres. Procurar crecer a cada momento. O puedes criticar, trabajar a desgana, y vivir en desgracia. Yo hice la primera opción en Liverpool. Aprendí a trabajar duro. A apreciar a quién parece que me ataca para sacar mi máximo, y me gané su respeto y aprecio y él el mío. Ahora me siento orgulloso, y he creado un muy plácido recuerdo.

Solo existen dos caminos. Luchar con la vida o luchar contra ella.

Y algunos pensaréis, ¿sacar tu máximo? Tu jefe solo quería exprimirte. Aprovecharse al máximo de ti. Y yo te lo diré muy claro: Así es, como en todos los trabajos de este mundo. Puedes intentar subirte a esa corriente y hacer que esa exigencia desarrolle tu máximo potencial, lo cuál te hará más valioso a largo plazo y recibir su premio. Puede que incluso te haga ser jefe algún día. Que aprendas a afrontar dificultades casi sin verlo. O puedes quejarte, sentirte desdichado y disfrutar de la auto-compasión. Mecanismos de la frustración y la ira que te llevan al enfrentamiento.

La próxima vez que te exijan tu máximo, en lugar de llenarte del infierno del rencor, siente el cielo de la gratitud y las ansias de superación.

Más sobre esto en mi artículo:
Frustración emocional: Afróntala y crece con su energía

Preocúpate menos y disfruta más la vida

Dándole vueltas y vueltas a los problemas no se consigue nada. Únicamente se gana en estrés y frustración. Sin embrago, muchísimas gente lo hace. Pero la mente solo va a repetir una y otra vez lo que ya tiene almacenado. Es absurdo.

Si depositas toda tu atención en el problema, no te quedarán recursos para ver las soluciones.

A veces me preguntan cosas que son tan sencillas de ver que hasta un niño podría haberlas respondido. Pero el problema no es de falta de inteligencia o de conocimiento, sino de ceguera. Vueltas y más vueltas. Más y más estrés. Y las soluciones se vuelven completamente esquivas. No se les dedica la atención que necesitan para aparecer.

Todos tenemos problemas. A dios gracias. Que aburrimiento si no los tuviésemos. Gracias a ellos crecemos y nos sentimos orgullosos y felices de superarlos. Personas y empresas, que no son más que grupos de personas, nos hacemos fuertes. Aprendemos a mantener la calma.

¿Qué aburrimiento sería darle la espalda a los retos? Corre hacia ellos. ¡¡Ámalos!!

Hay gente que tiene tan pocos problemas, que cuando les surge uno por pequeño que sea, se ponen que parece que estén viendo el Apocalipsis. No caigas en este engaño del confort.

Más en mi artículo:
Cómo preocuparse menos para actuar más

Sonríe antes de actuar

Cuándo surja un problema, preséntate ante el con tu mayor sonrisa desafiante. Con la más confiada. Ponte erguido y siéntete más grande, y más fuerte. Tu cuerpo acompaña tus sentimientos. El universo te está poniendo a prueba. Un desafío para vivir con pasión tu ahora. Y tu sabes que eres capaz de superar cualquier cosa. Cabalga con pies de acero, espíritu de hierro y un corazón de fuego.

No pierdas tu felicidad y tu calma buscando esquivar el problema, maldiciendo o pensando demasiado el porqué. Ya habrá tiempo en investigar porqué cuando esté resuelto, o puede que aparezca mientras se resuelve.

Recuerda: Si te proyectas en la solución con todo tu ser, en lugar de perderte en el pozo del problema, serás un solventador de problemas allá donde vayas.

Encuentra tu causa en todo lo que hagas

Cuando aquello por lo que luchas es un sueño de verdad, algo que te entusiasma e ilumina tu vida, deja de ser una lucha y se convierte en una divinidad que ilumina tu vida.

Las horas de trabajo pasan rápidas y felices y el cansancio físico y mental es muy llevadero pues apenas conlleva desgaste psicológico.

No obstante, siempre habrá momentos de lucha. El entusiasmo es volátil, las dificultades llegan y la frustración puede presentarse de vez en cuando para aguarnos la fiesta. Es una batalla psicológica.

Son esos momentos en los que pese a no contar con el entusiasmo sigues peleando. Son esos momentos en los que nos demostramos de verdad que aquello que queremos no sólo depende de los momentos de ilusión, sino que estamos comprometidos con la causa y pese a tener que afrontar dificultades no vamos a abandonar.

Afronta dificultades para despertar tu inteligencia

Todos forjamos un conocimiento único en base a nuestra propia interpretación de los estímulos que nos llegan. Todos podemos soñar haciendo de nuestra imaginación un bastón que nos guía y da respuestas.

El genio no es planta que brote únicamente en los centros académicos; es flor salvaje que nace en el bosque por sí sola, sin requerir ayuda ajena.
Dale Carnegie

A esa capacidad la llamamos inteligencia. Pero la inteligencia no crece sentada. A menudo necesita de la incertidumbre. Necesita del reto y la perseverancia para que se ilumine finalmente la bombilla.

El mundo está lleno de respuestas. Algunas las verás escritas en los libros, pero no por ello las aprenderás. Aprender es un proceso más complejo que el de leer o memorizar. Eso solo es retener información. Para aprender se necesita ser guerrero. Poner a prueba la información que tienes y es pasado y mezclarla con tu propia intuición que siempre es presente. La información necesita volver a ser salvaje para ser de nuevo creada en nuevas circunstancias.

Nunca dejes de poner entusiasmo en todo lo que hagas y así conseguir afrontar dificultades casi sin pensarlo. No des nada por finalizado, pues todo necesita renovarse mientras permanezca vivo. Así plantaras cada día la semilla de la inteligencia que lleva al más profundo éxito. La que te hace llegar a todo aprendizaje que necesites ahora.

Meditación para alcanzar el éxito

Prueba mi audio de meditación que te ayudará a motivarte para que consigas tus metas. Resiste las dificultades, baja el volumen de los problemas, y obtén la energía y constancia que necesitas para hacer tus sueños realidad.

Si te ha gustado este artículo, te encantarán:

Motivación en el trabajo: 10 técnicas y consejos claves

Vivir ahora en cielo o infierno

Supérate como en la Formula 1

Libérate de la ansiedad: 10 consejos

#BeBrave #DavidJungle

#Disfruta #Superándote

© BRAVE JUNGLE.
Pase lo que pase, acéptate y ámate. Esas son tus mejores cartas para afrontar cualquier desafío. También lo son para exprimir cada momento con pasión. Evita el aburrimiento de la perfección, y mira hasta donde puedes llegar desde el amor hacia donde ya estás.

¡Suscríbete a Be Brave!

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.